La preselección en Santa Rosa

EL EQUIPO ARGENTINO DE BASQUET ADAPTADO ENTRENA EN ESTUDIANTES

La preselección argentina de básquet femenino adaptado cerrará hoy una nueva concentración con miras a los distintos torneos internacionales que se aproximan. El entrenador Carlos Cardarelli destacó el acompañamiento de La Pampa.
La preselección argentina femenina de básquet adaptado Sub 21 culminará hoy en Santa Rosa con una nueva concentración, con miras a los distintos torneos internacionales que se avecinan en los próximos meses. La llegada del combinado femenino estuvo impulsada por el gobierno de La Pampa, a través del Ministerio de Desarrollo Social.
En el marco de las actividades previstas, se llevó a cabo una conferencia de prensa que fue encabezada por la ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, quien estuvo acompañada por el subsecretario de Deportes, Fernando Sánchez; el entrenador de la selección nacional de básquet adaptado, Carlos Cardarelli; los basquetbolistas Adolfo Berdún, Amado Pérez y Jazmín Sallis; y la pampeana Romina Iglesias, que forma parte del cuerpo técnico argentino.
Sánchez destacó la presencia del seleccionado argentino en Santa Rosa y resaltó que “hay un fuerte desafío del gobierno provincial de acompañar” estas iniciativas. “La inclusión la vamos a demostrar con los hechos no con las palabras”, dijo el funcionario.
El entrenador del seleccionado nacional, Carlos Cardarelli, en primer término le agradeció a la provincia la colaboración que brindó para que se pueda llevar a cabo esta concentración, ya que “no es habitual que otras provincias te reciban”.
“Estamos en pleno desarrollo del seleccionado femenino Sub 21, porque hasta el año pasado no existía. Agradecer a la provincia de La Pampa por abrirnos las puertas, por dejarnos entrenar y permitirnos trabajar en el desarrollo de una Selección joven”, dijo el DT.
“El año pasado entrenábamos en un gimnasio de La Matanza, que sufrió un incendio y nos quedamos sin lugar. No tenemos un lugar fijo y hubo pocas provincias que nos abrieron las puertas para que la Selección pueda entrenar o prepararse para el Mundial”, manifestó Cardarelli, quien indicó que esto se debe “por falta de conocimiento para el deporte adaptado”.
El entrenador destacó que “cada dos meses” se realizan concentraciones del seleccionado juvenil con jugadoras de Tierra del Fuego, Córdoba, Mendoza, Buenos Aires, Río Negro, Misiones, por lo que se conformó una preselección “bastante federal”.
Respecto a las chicas pampeanas que están en la preselección Agostina Caliba, de Santa Rosa, Virginia Navarro, de Toay, y Merlina Barria, de General Pico, manifestó que están en “desarrollo” ya que hace poco tiempo que empezaron con la actividad.
Por su parte, la jugadora de la Selección argentina Jazmín Sallís, al igual que el entrenador,
resaltó la predisposición que tuvo La Pampa para recibir al equipo nacional.
La joven manifestó que “al haber poca difusión” de la disciplina “el que sufre es el deporte”, porque es difícil encontrar deportistas que se quieran sumar al básquet adaptado. Por este motivo, resaltó el trabajo de Cardarelli.
El experimentado basquetbolista adaptado Adolfo Berdún expresó que con la “Selección sufren ir al Cenard (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo)”. “Si bien nos abren las puertas, nos dan el alojamiento, tenemos problemas con la cancha, por eso es importante el acompañamiento de Cilsa Santa Fe, uno de los clubes más grande del país siempre colabora con la Selección y nos permite ir a entrenar ahí”.