La Roja, convulsionada

LA FEDERACION ESPAÑOLA ECHO A LOPETEGUI ANTES DEL INICIO

El entrenador Fernando Hierro asumió ayer el cargo de entrenador del seleccionado de fútbol de España, después de la sorprendente destitución de Julen Lopetegui. “No se puede tocar en dos días dos años de trabajo”, dijo el flamante DT.
Fernando Hierro asumió ayer el cargo de entrenador del seleccionado de fútbol de España, después de la sorprendente destitución de Julen Lopetegui, y aseguró que sería insensato cambiar el sistema de trabajo apenas 48 horas antes del debut en el Mundial de Rusia ante Portugal porque “no se puede tocar en dos días dos años de trabajo”.
“Es un reto bonito, apasionante. Sé las circunstancias, el trabajo de Julen ha sido fantástico. Le deseo lo mejor. Sé qué jugadores tenemos. Lo afrontamos con valentía. Ha sido una decisión rápida. Podía decir no, irme o afrontarlo. No podía decir que no, no me lo hubiera perdonado”, comentó Hierro, en su presentación como seleccionador español.
Hierro, que el pasado mes de noviembre retomó su posición de director deportivo de la RFEF, no esquivó la responsabilidad de tomar las riendas de la “Roja”, que llegó a Rusia como una de las grandes candidatas al título, aunque ahora deja abierta la incógnita ante el inesperado cimbronazo.
“No se puede tocar en dos días dos años de trabajo. Una gran parte de staff sigue con nosotros. Hay que ser inteligentes. Yo he estado presente en el día a día. Pedimos que sean ellos mismos, los de la clasificación fantástica. La clave es tocar lo mínimo posible”, explicó el ex futbolista que será su filosofía de trabajo.
A lo que agregó: “Tenemos que competir en estos tres partidos. No hay otro objetivo. Me gustaría que mi equipo jugara bien, tener el balón, meter tres o cuatro goles… competir. Hemos venido a por el Mundial y no hay justificación”.
Sobre las dudas que generan en la prensa y los hinchas españoles su poca experiencia al frente de un plantel profesional, Hierro afirmó: “No pensamos en otra cosa que no sea hacer un gran Mundial. Tengo la experiencia de sólo un año de primer entrenador, uno de segundo (ayudante) y 30 rodeados del balón”.
La única experiencia del ex defensor como técnico, fue en el Real Oviedo durante la temporada 2016-17, cuando terminó en la octava posición de la clasificación en Segunda División, con 17 triunfos, 10 empates y 15 derrotas en las 42 jornadas que duró la competición liguera.
Luego de la presentación, Hierro dirigió su primer entrenamiento en la concentración de Krasnodar, penúltimo antes de debutar el viernes en el Mundial ante Portugal en Sochi.

La salida de Lopetegui.
Julen Lopetegui fue destituido como entrenador del seleccionado español de fútbol, según lo anunció oficialmente Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y en su lugar fue designado Fernando Hierro.
La RFEF tomó la decisión apenas veinte horas después de que el Real Madrid anunciara el martes el fichaje de Lopetegui como técnico reemplazante del francés Zinedine Zidane para la próxima temporada, una vez finalizada la cita de Rusia 2018.
“Nos hemos visto obligados a prescindir del seleccionador nacional”, anunció Rubiales ante los medios de comunicación en una decisión sin precedentes en la historia de los mundiales, en especial tratándose de un candidato al título, y pese a contar con la oposición de los jugadores del seleccionado.
Los intentos de Rubiales por frenar el anuncio del Real Madrid sobre la contratación de Lopetegui tras la finalización del Mundial, fueron en vano y el presidente de la Federación se enteró poco antes que fuese oficial.
“Me enteré cinco minutos antes del anuncio. Estaba en Moscú y tuve que reaccionar. Sé que habrá críticas, pero los valores de la Federación están por encima”, recalcó, el dirigente, al tiempo que desveló que ni él, ni su director deportivo, Fernando Hierro, fueron informados con antelación por el técnico.