La rompió el pampeano Lema

El alero piquense anotó 32 puntos, bajó 10 rebotes y defendió como los grandes en la victoria de la Selección ante Corea del Sur por 100 a 76, en la segunda presentación en El Cairo. El martes cerrarán la zona ante Nueva Zelanda.
El alero pampeano Leonardo Lema se erigió ayer como la gran figura de la Selección Argentina U19 de básquet, que venció con contundencia a su par de Corea del Sur por 100-76, en partido correspondiente a la segunda fecha del Grupo A del Mundial de la categoría que se está llevando a cabo en El Cairo, Egipto.
El conjunto albiceleste, dirigido por Maximiliano Seigorman, se impuso con la siguiente progresión: 29-20, 51-34, 72-53 y 100-76.
El joven piquense que juega para Atenas de Córdoba tuvo un partido para el recuerdo, al conseguir un doble-doble producto de 32 puntos (10-14 en dobles, 3-4 en triples, 3-3 en libres) y 10 rebotes, que se combinaron con una asistencia y un trabajo defensivo enorme más allá de las estadísticas.
Con el dorsal número 5, el pampeano de 2,02 metros de altura guió al equipo nacional, que de esta manera se repuso de la caída en el estreno ante Francia (62-53) y quedó mejor perfilado para los cruces de la segunda fase (octavos de final). Mañana, desde las 13.15 de nuestro país, el seleccionado cerrará la fase de grupos ante Nueva Zelanda, que ayer cayó por 80-69 ante Francia, el actual campeón europeo y candidato a pelear por la corona mundial.
Además de Lema, en el elenco albiceleste se destacaron el pivote Lautaro Berro (Obras Basket), quien finalizó con una planilla de 18 tantos (9-15 en dobles), 4 rebotes y 3 asistencias, más el base juninense Facundo Corvalán (Bahía Basket), que terminó con 15 unidades, 10 asistencias y 6 rebotes. En el conjunto asiático, por su parte, sobresalió el interno Yinjoung Kim, responsable de 18 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias.

Dominador.
“Los 32 puntos de Leonardo Lema inspiran a Argentina para su primer triunfo”, destacó en su título la página oficial de la Federación Internacional de Básquet (FIBA), agregando un breve comentario sobre la actuación del pampeano, que marcó 23 de sus 32 anotaciones en la primera parte y que terminó el juego lanzando por encima del 70% de aciertos en tiros de campo.
Más allá de Lema, Argentina fue superior a Corea de principio a fin, principalmente en la parte física cerca de los aros. Corea salió a presionar bien arriba desde el comienzo y en ofensiva buscó lastimar desde larga distancia. Argentina, por el contrario, metió la pelota adentro y atacó el aro con determinación, con Lema como abanderado.
Por momentos, Argentina cayó en algunas desconcentraciones e imprecisiones, pero el pampeano sacó la bandera con un triple y un doble oportunos para cerrar el primer tiempo con 17 puntos de ventaja.
En los dos cuartos finales, Argentina fue manejando los tiempos e intercambiando ataques, hasta que a fuerza de triples estiró la diferencia a un nivel inalcanzable y cerró el juego sin inconvenientes. Así, con una victoria y una derrota llegará al duelo de mañana ante los potentes jóvenes de Nueva Zelanda, buscando un triunfo que les permita un cruce más accesible en octavos de final.