Lazarte denunció a Lescano por amenazas y agresiones

25 DE MAYO: ESCANDALOSA SITUACION ENVUELVE AL DEPO

El futbolista Marcos David Lazarte denunció ante la fiscalía de ésta ciudad haber sido objeto de amenazas y agresiones físicas por parte del presidente del Deportivo 25 de Mayo, Oscar Lescano, y de otro dirigente. Ayer el deportista aportó pruebas ante la fiscalía, planteó una demanda ante la Secretaría de Trabajo para cobrar sus haberes. También se entrevistó con el jefe de la Regional IV, comisario Roberto Castro, a quien le pidió protección aduciendo: “tengo miedo que -allegados al club- cumplan con las amenazas”.

Los aprietes.
El incidente se dio como resultado de diferencias que mantienen ambas partes. El club decidió la baja del deportista y le exigió que deje la casa en la que lo alojan, y cuando éste se negó hasta que le paguen lo adeudado y le provean un pasaje aéreo como, asegura, le prometieron, fue desalojado violentamente.
El futbolista Marcos David Lazarte, un mediocampista salteño de 27 años, llegó a 25 de Mayo este año. El “Depo” no tiene una buena campaña deportiva en el Federal “B” -marcha último en la Zona “C” de la Región Patagónica-, y, además, está sumido en problemas económicos.
La semana pasada se produjo el cambio de técnicos. El nuevo, Carlos Padín, (reemplazó a José Valledor), según el presidente Lescano, descartó los servicios de Lazarte por lo que la institución lo despidió.
Pero todo terminó en escándalo cuando el presidente del Depo, Oscar Lescano, le exigió a Lazarte que deje la casa donde se alojaba y pasara a otro sector del inmueble hasta que juntaran el dinero de la deuda. En este punto el jugador aceptó el corte pero se negó a trasladarse porque lo consideraba menos habitable y por miedo a amenazas que había recibido de los dirigentes, y les dijo que se mantendría allí hasta que le pagaran lo adeudado.

La violencia.
Días atrás se filtró un audio en el que Lescano claramente amenaza a Lazarte y donde le promete sacarlo por la fuerza de la casa, ayer Lazarte reveló que tal advertencia se cumplió en la noche del lunes. “Me dijeron que ya venían para acá, y vinieron Oscar Lescano y otro dirigente, ‘Chulo’ Herrera. Patearon la puerta que estaba con llave y entraron, yo estaba en la cama tomando mate, Lescano me agarro del cuello y me dio golpes de puños, y el Chulo lo ayudó”, relató.
“Lescano desde el sábado que me estaba amenazando, el domingo hice una exposición en la policía por las amenazas y el martes -a la 1 de la madrugada-, luego de las amenazas telefónicas y la agresión, formalicé una denuncia en la policía. Yo nunca objeté el despido, pero yo quiero cobrar lo que me deben, quiero volver a Salta donde me esperan mi esposa y mi niña pero no tengo un peso. Estoy en lo de un amigo que me abrió las puertas”, confesó Lazarte el miércoles a la noche a LA ARENA.

Justicia y policía.
Ayer a la mañana, el futbolista fue citado por fiscalía donde amplió la denuncia y aportó pruebas como el audio y fotos. Posteriormente se presentó ante la Secretaría de Trabajo para reclamar lo adeudado y también se entrevistó con el jefe de la regional IV, comisario Roberto Castro, a quien le pidió resguardo porque tiene temor a represalias por parte del entorno del club.
Ayer Lazarte dijo tener miedo y que solo quiere cobrar lo que le debe el Depo y regresar a su provincia. “No tengo un peso, me dejaron en la calle, estoy en la casa de un amigo. Yo solo quiero cobrar y volver a Salta, pero si me voy no voy a cobrar nada y quiero llevarle dinero a mi familia. Hice ésta denuncia para que no le pase a ningún otro jugador”, concluyó.

De palabra.
La situación desnuda la indefensión en que se encuentran futbolistas que contratan muchos clubes del interior que participan de los torneos de ascenso que organiza la Asociación del Fútbol Argentino por intermedio del Consejo Federal. Los arreglos económicos son de palabra y muchas veces no se cumplen.
En este caso Lazarte asegura que tiene los mensajes en los cuales el Depo le promete casa, comida, 13 mil pesos de sueldo hasta noviembre cuando finaliza el torneo Federal B. También reveló que le deben dos meses y medios de haberes.
En el audio que se hizo público el presidente del Depo, Oscar Lescano, claramente le insinúa que la transacción había sido verbal y que no tenía pruebas del arreglo. El jugador reveló que tiene los mensajes donde hacen el acuerdo económico lo que clarifica la relación laboral.
Ayer una fuente consultada aseguró que Lazarte también inició acciones ante la dependencia local de la Secretaría de Trabajo tendientes a cobrar la deuda que el club mantiene con él. Fuentes aseguraron a este diario que habría más futbolistas que mantienen reclamos de haberes impagos.