Loeb quiere ganar

UN SUPER CAMPEON DE RALLY

El francés Sébastien Loeb, nueve veces campeón del mundo del Mundial de Rallies, se mostró “ambicioso” de cara a sus aspiraciones en el Dakar-2017 en su segunda participación, que arrancará oficialmente hoy en Asunción.
“La ambición (por ganar) está ahí, está claro. El año pasado vimos que éramos rápidos en las especiales de tipo rally, donde podíamos atacar. Lo pasamos pero en los fuera de pista. Ahora sabemos mejor hacia dónde vamos. Espero que la experiencia nos permita este año ser competitivos en los diferentes tipos de terreno y que estemos en posición de luchar por la victoria”, dijo Loeb, noveno en su estreno en 2016.
El piloto de Peugeot, la escudería a batir, elogió a sus compañeros y aseguró no sentirse favorito a pesar de haber dominado la primera semana de la prueba la temporada anterior.
“Hay mucha gente capaz de luchar por la victoria. Ya simplemente si hablamos de mis compañeros, todos están en posición de ganar. Cyril (Despres) ha tomado mucha experiencia y está muy bien con su copiloto; Carlos (Sainz) va muy deprisa y Stéphane (Peterhansel) no tiene nada que demostrar. Además estará Nasser (Al-Attiyah) enfrente (con el equipo Toyota)”, apuntó.
La carrera se definirá en 12 actos, del 2 al 14 de enero entre Asunción y Buenos Aires, previo paso por Bolivia, y contará con alrededor de 8.800 kilómetros, de los cuales cerca de 4.000 de ellos en especiales.

Contra Peugeot.
La premisa del Dakar-2017 Toyota, Mini y todos contra la hegemonía de Peugeot, que dominó la prueba en la última edición. La marca del león regresó a esta mítica carrera en 2015 y, un año después, ya logró la victoria gracias al veterano Stéphane Peterhansel. Además, sus pilotos se impusieron en nueve de las 13 etapas.
El objetivo es evidente: conservar el cetro de campeón. “Después de ganar el Dakar y el Silk Way en 2016, es obligatorio”, estimó el director de Peugeot Sport, Bruno Famin.
Y cualquiera de sus deportistas podría alzarse con el título al volante de su nuevo 3008.
El favorito es Peterhansel pero no hay que olvidarse tampoco del cinco veces ganador en moto y triunfador del Silk Way en 2016, Cyril Despres, ni del español Carlos Sainz, que ya sabe lo que es saborear el éxito en la categoría de autos.
Loeb es la última baza de la lujosa alineación de Peugeot. “El objetivo el año pasado era terminar. El de éste, conociendo a Seb, es ganar”, previno su mítico copiloto, Daniel Elena. (DyN-NA)