Inicio Deportes Los dos caminos argentinos

Los dos caminos argentinos

SE SORTEARON LOS CRUCES DE LAS COPAS LIBERTADORES Y SUDAMERICANA

Boca se medirá ante Atlético Mineiro de Brasil, mientras que River lo hará con Argentinos Juniors, en los octavos de final de la Copa Libertadores, tras el sorteo realizado ayer por la Conmebol. Si el Xeneize y el Millonario clasifican a los cuartos de final, se cruzarán en esa instancia.
En tanto, Racing volverá a verse con San Pablo de Brasil, con el que se midió en la fase de grupos, y Defensa y Justicia se la verá complicada dado que chocará con Flamengo de Brasil. A su vez, Vélez deberá viajar hasta Guayaquil para medirse con Barcelona de Ecuador, mientras que los otros cruces tendrán a Universidad Católica de Chile-Palmeiras de Brasil, Cerro Porteño de Paraguay-Fluminense de Brasil y Olimpia de Paraguay-Inter de Brasil.
Esta segunda parte del torneo se iniciará una vez que termine la Copa América, con los partidos de ida entre el 13 y 15 de julio. La final de la Copa Libertadores se disputará en el estadio «Centenario» de Montevideo.

Cruces bravos.
Boca tendrá unos octavos de final durísimos, porque Atlético Mineiro, que tiene en su plantel a Ignacio «Nacho» Fernández (ex River) y Matías Zaracho (ex Racing), fue el equipo con mayor cantidad de puntos y quedó primero en la clasificación general de la fase regular.
El conjunto argentino se clasificó segundo en su grupo detrás de Barcelona de Ecuador, por lo que arrancará la serie de local y definirá en Belo Horizonte.
A su vez, River y Argentinos Juniors volverán a verse las caras en la Copa Libertadores, como en 1986, cuando el Bicho defendía el título conseguido un año antes y el Millonario se encaminó luego a su primera conquista. La serie se iniciará en el Monumental y se definirá en el Diego Armando Maradona de La Paternal.
Racing volverá a verse las caras con un viejo conocido, el San Pablo de Hernán Crespo, con el que compartieron el Grupo E, que ganó la Academia. En los dos encuentros que disputaron, igualaron sin goles en Avellaneda y los dirigidos por Juan Antonio Pizzi ganaron de visitante 1-0 para lograr el acceso a octavos.
Defensa y Justicia tendrá que verse las caras con Flamengo de Brasil, tal vez uno de los mejores equipos del continente, que logró la Libertadores en 2019 al vencer a River en Lima por 2 a 1. El Halcón terminó segundo de Palmeiras en el grupo A, mientras que el Fla se quedó con el suyo con 12 unidades.
Finalmente, Vélez, que tuvo una buena primera fase y fue segundo de Flamengo, irá contra un complicado rival como Barcelona de Ecuador, que se quedó con el grupo donde estaba Boca y solo perdió un partido en la altura de La Paz frente a The Strongest (2-0).
Los otros partidos que completarán la llave de octavos de final cruzarán a Olimpia de Paraguay (tres veces campeón) con Inter de Porto Alegre (un título), y a Cerro Porteño de Paraguay con Fluminense, ambos equipos que nunca consiguieron la Copa.
El último cotejo medirá a Universidad Católica de Chile, que se clasificó de manera agónica, y Palmeiras, actual campeón y el segundo mejor equipo en la clasificación general.

Sudamericana.
Independiente se medirá con Santos de Brasil, Rosario Central con Deportivo Táchira de Venezuela y Arsenal de Sarandí con Sporting Cristal de Perú, según quedó establecido ayer tras el sorteo de la Conmebol que determinó los cruces para octavos de final de la Copa Sudamericana.
El Rojo será rival de Santos y definirá la llave como local en Avellaneda, luego de disputar el partido de ida en territorio brasileño. En caso de avanzar, Independiente chocará con el vencedor del duelo entre Junior de Colombia y Libertad de Paraguay.
Rosario Central, tras obtener el primer puesto en el Grupo A que compartía con San Lorenzo, se medirá con Deportivo Táchira de Venezuela y, de clasificar, aguardará por el vencedor del cruce entre Independiente del Valle de Ecuador y Red Bull Bragantino de Brasil.
Por su parte, Arsenal de Sarandí hará lo propio contra Sporting Cristal de Perú y, de ganar, no tendrá un desafío sencillo: le tocará con el que se quede con el clásico uruguayo de octavos entre Nacional y Peñarol, uno de los cruces más atractivos del torneo.
Además, Liga de Quito de Ecuador jugará con Gremio de Brasil y América de Cali de Colombia lo hará con el brasileño Athletico Paranaense.
Está previsto que los octavos de final de la competición comiencen luego de la Copa América, entre el 13 y el 15 de julio, con los partidos de vuelta entre el 20 y el 22 del mismo mes.
Todas las llaves se definirán en los estadios de los equipos que provienen de la Copa Sudamericana y no de los que llegaron a la competición por ocupar el tercer lugar en sus grupos de la Copa Libertadores.
En cuartos, que serán entre el 10 y el 19 de agosto, no habrá cruces entre elencos argentinos, que recién se podrían encontrar en semifinales de la competencia, a partir del 21 y hasta el 30 de septiembre.
La final del torneo, que le otorgará 4 millones de dólares al campeón será a partido único, el 6 de noviembre de este año en el estadio «Centenario» de la ciudad uruguaya de Montevideo.