Los incidentes empañaron la tarde

EL DT LUCAS GENERO UN TUMULTO QUE PERJUDICO A SU EQUIPO

Cuando aún no se jugaban 30 minutos de la final que hasta ese momento All Boys y Gimnasia empataban sin goles, un encontronazo entre dos jugadores y la lamentable intervención del técnico visitante Fernando Lucas terminó en un tumulto generalizado que empañó la tarde.
Todo comenzó cuando Yael Ferreyra fue al piso ante Martín Sánchez, quien reaccionó con una ‘patadita’ de atrás. El árbitro Leopoldo Gorosito -que estaba dejando golpear mucho- pareció entender la situación y con tranquilidad se aprestaba a mostrar una tarjeta. No pasaba nada más, pero el técnico Lucas se acercó al lugar, manoteó a Ferreyra, éste reaccionó con un empujón y el tumulto se generalizó.
El más exaltado fue el volante del Lobo Gastón Akerman, que primero agredió a Ferreyra y luego -una vez expulsado y cuando se retiraba de la cancha- golpeó al ayudante local Matías Roncatto y al técnico Gustavo González, que estaban tratando de calmar las aguas.
El saldo fueron las rojas para Ferreyra en All Boys y para Sánchez y Akerman en Gimnasia, equipo que por un tumulto generado por su entrenador (también expulsado) no tendrá a dos jugadores claves para la revancha.