Loustau, el elegido

"EL QUE SE QUEMA CON BOCA..."

El vicepresidente primero de Rosario Central, Luciano Cefaratti, enfatizó ayer que “el que se quema con Boca ve un partido y llora”, tras el sorteo del árbitro de la Copa Argentina para el partido del próximo miércoles en Córdoba entre “canallas” y “xeneizes”, que recayó en Patricio Loustau.
Loustau deberá dirigir un encuentro con una pesada historia reciente, a raíz del pésimo arbitraje de Diego Ceballos en la final de Copa Argentina que ambos equipos protagonizaron en 2015 y terminó con el cuestionado triunfo de Boca. En aquella ocasión, Ceballos cobró penal por una falta a Gino Peruzzi que fue casi un metro afuera del área y convalidó el gol de Andrés Chávez, quien le dio la victoria a Boca cuando estaba fuera de juego.
Basándose en esos antecedentes, previo al sorteo de ayer, Cefaratti sorprendió al pedir permiso para tocar las bolillas con la finalidad de cerciorarse de que tenían la misma temperatura y, a pesar del desagrado que causó, obtuvo la autorización para hacer esa comprobación.
“El que se quema con Boca ve un partido y llora”, argumentó el dirigente de Central, quien de todos modos aclaró que “no es nada contra el cuerpo (arbitral), hay absoluto respeto”.
El sorteo se desarrolló a continuación sin nuevos inconvenientes y Loustau será el juez deportivo en el trascendente cotejo que se realizará el próximo 2 de noviembre en el Estadio Mario Alberto Kempes, en Córdoba, a partir de las 21.10.
Para ambos clubes conquistar la Copa Argentina 2016 es la única chance que les queda para acceder a la Copa Libertadores de América 2017.

Compartir