Inicio Deportes Mac Allister en silencio y el DT felicitó a los jugadores

Mac Allister en silencio y el DT felicitó a los jugadores

TRAS LA BATALLA CAMPAL

Los graves disturbios que protagonizaron futbolistas, colaboradores, integrantes de los cuerpos técnicos e hinchas del Deportivo Mac Allister y Sportivo y Cultural de General San Martín, en el marco de la semifinal de la Copa Liga Cultural de fútbol, fueron repudiados por los sureños y por las autoridades culturalistas, al tiempo que en el Depo se mantuvieron en silencio de manera oficial y su entrenador, Miguel Quirulef, se mostró orgulloso de sus jugadores.
Al finalizar el partido en Santa Rosa, con victoria por 3-0 y clasificación a la final de los locales, se generó un escándalo de proporciones con salvajes agresiones entre los diferentes protagonistas, que tuvo como saldo un par de hinchas noqueados por los golpes (por momentos se temió por sus vidas), varios jugadores con magullones, rostros ensangrentados y una locura generalizada como hacía años no se veía en el fútbol pampeano.
A raíz de los incidentes, el árbitro Martín Lobo y sus asistentes -que al momento de la gresca se mantuvieron al margen y observando lo que ocurría- elevaron ayer el informe correspondiente con más de una docena de nombres de los diferentes protagonistas, quienes serán suspendidos provisionalmente y se les solicitará el descargo para luego aplicar la sanción correspondiente.
Además, la Mesa Directiva de la Liga Cultural (uno de sus miembros estuvo en la cancha) aportará videos e imágenes para que el Tribunal de Disciplina cuente con la mayor cantidad de pruebas posibles y de esa manera establezca sanciones justas y que, esperan, sean ejemplificadoras.
El Tribunal se reunirá esta misma noche para comenzar a analizar los diferentes documentos, especialmente el aportado por los árbitros, quienes luego de tomar nota en cancha de todo lo sucedido, ayer terminaron de confeccionar el escrito para elevarlo al órgano encargado de impartir justicia.
Incluso el propio Tribunal, luego de evaluar el informe, le puede solicitar al árbitro una ampliación del mismo para terminar de dilucidar algunas dudas, si las hubiera.
Lo que es una certeza es que ambos clubes sufrirán una importante sangría de jugadores y al que más afectará será a Mac Allister, que el domingo debe afrontar la final de la Copa Liga Cultural ante Unión de General Campos.

Repudios a medias.
Los videos y las imágenes del escándalo tomaron trascendencia nacional al ser replicadas por varios medios, y en el ámbito local diferentes instituciones repudiaron los incidentes, excepto el club local.
El primero en salir a pedir disculpas públicas mediante un comunicado fue el Club Sportivo y Cultural. «Queremos repudiar enfáticamente los hechos ocurridos en el estadio del Club Deportivo Mac Allister, resaltando que esta institución pregona el deporte y los valores que el mismo acarrea en su máxima pureza», informó en el escrito.
«La violencia y el comportamiento manifiesto al término del encuentro no es considerada por esta institución como un valor propio de los principios que viene inculcando, donde el deporte está asociado al honor, cualquiera sea el resultado», amplió.
Y cerró: «Es por ello que ratificamos el repudio absoluto a la violencia física y psicológica que se pueda desarrollar en un encuentro deportivo, donde pretendemos que la familia vuelva a las canchas con la mayor seguridad, y donde los adultos seamos ejemplo de nuestro menores».
En el mismo sentido se expresó la Liga Cultural, también con un comunicado oficial, en el que además manifiesta su intención de ponerse a disposición del Tribunal de Disciplina con el objetivo de que se logren aplicar las sanciones que correspondan.
«La Mesa Directiva de la Liga Cultural de Fútbol repudia totalmente los gravísimos hechos de violencia ocurridos el pasado domingo en cancha de Deportivo Mac Allister entre el local y Sportivo y Cultural de General San Martín. Desde esta institución estamos abocados a colaborar plenamente con el Tribunal de Disciplina para que se tomen las medidas disciplinarias correspondientes», publicó la Liga en sus sitios oficiales.
El que no se expresó en el mismo sentido fue el Club Mac Allister. Su presidente, Patricio Mac Allister, se mostró molesto en diferentes ámbitos por lo sucedido, pero no hubo una comunicación ni un repudio oficial de parte de la institución.
En contrapartida, el entrenador del primer equipo, Miguel Quirulef, hizo un posteo en su cuenta de Facebook en el que, lejos de repudiar lo sucedido, se mostró orgulloso por los «leones» (sus jugadores) que habían logrado la clasificación a la final del torneo, cuyo campeón obtiene como premio diez pelotas.