Inicio Deportes Maradona es trasladado a una clínica de Olivos para ser operado por...

Maradona es trasladado a una clínica de Olivos para ser operado por un hematoma cerebral

Diego Maradona salió poco después de las 18 desde La Plata hacia la Clínica Olivos, donde por la noche será operado por un hematoma subdural, informó su médico personal, Leopoldo Luque.

Maradona, acompañado por su hija Giannina, era trasladado en una ambulancia de Swiss Medical que comenzó su marcha con la escolta de patrulleros de la policía bonaerense.

En las puertas de la clínica Ipensa, donde había sido internado ayer por el deterioro de su estado general de salud y donde le hicieron distintos estudios, el actual entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata recibió el afecto de decenas de personas. La operación en la Clínica Olivos está prevista para las 20, durará en principio menos de una hora y estará a cargo del propio Luque.

Según explicó su médico personal, Leopoldo Luque, quien será el encargado de llevar adelante la intervención junto a su equipo, se trata de una «cirugía de rutina», por lo que Maradona «está muy tranquilo» y «de acuerdo» con realizar la operación, al tiempo que se encontraba acompañado en el traslado por su hija Gianinna.

«Hace un mes hicimos una tomografía normal, decidimos repetirla y tiene un hematoma subdural, de superficie, que crece paulatinamente», explicó el médico horas antes del traslado, en declaraciones formuladas a la prensa en la puerta de la Clínica Ipensa, ubicada en la calle 4 entre 59 y 60 de la capital bonaerense. Luque es neurocirujano, formado en la Universidad de Buenos Aires y miembro de la Asociación Argentina de Neurocirugía y de la North American Spine Society.

¿Qué es el hematoma subdural crónico que afecta a Diego Maradona?

El hematoma subdural crónico se da entre la duramadre y el cerebro, y se pueden presentar por traumatismos de cráneo, algunos banales o por una desaceleración brusca, y se presentan en la parte externa del cerebro muchas veces en pacientes anticoagulados o antiagregados.

En sí son como pequeñas venas que sufren una ruptura en la superficie del cerebro, pasa desapercibido y el hematoma con el tiempo progresa por la propiedad oncótica de la sangre que atrae líquido.

El tratamiento a seguir es el drenaje a través de dos agujeros de trepano e incluye un lavado del espacio subdural y luego dejar un drenaje para evitar que la sangre vuelva a formarse.

Al principio el paciente puede sentir dolor de cabeza u obnubilación y hasta movimientos realentizados, incluso puede tener reacciones un poco más lentas y trastornos psiquiátricos.

Si bien la operación no es compleja, se le realiza al paciente dos «agujeritos», y se lava con solución fisiológica, para que el drenaje permita que el cerebro se expanda y se pegue a la tabla interna.

En general, el post operatorio demanda dos días de internación en terapia intensiva, ya que a veces ingresa un poco de aire luego de la hematoma y eso debe reabsorberse.
Los pacientes no pueden viajar en avión por tres meses, no se puede agachar ni hacer movimientos bruscos, pero sobre todo primero hay que resolver el tema de la coagulación, ya que suprimir la anticoagulación también puede sufrir sus riesgos.

Técnicamente es algo sencillo, pero siempre una intervención quirúrgica conlleva el riesgo de una operación. Lo que se espera es que el cerebro se reexpanda y resolver la hipertensión endocraneana. (NA y Télam)