Inicio Deportes Marcha atrás para el deporte

Marcha atrás para el deporte

CIERRAN LOS CLUBES Y SE CORTAN TODOS LOS ENTRENAMIENTOS

El retroceso a la Fase 1 de la cuarentena por el brote de coronavirus afecta directamente al deporte, porque a partir de esta medida se cerrarán a partir de hoy los diferentes clubes y la suspensión de todos los entrenamientos en las ciudades involucradas.
Santa Rosa, Toay y Macachín, al igual que Catriló, transitarán nuevamente por la fase más estricta de aislamiento social, preventivo y obligatorio, por tiempo indeterminado, lo que significa que todas las actividades deportivas en estas ciudades quedarán paradas, tanto en clubes como en gimnasios particulares.
«Debido a la decisión de Gobierno Provincial de volver a fase 1, para evitar la propagación de virus Covid-19, las instalaciones del club Estudiantes tendrá sus puertas cerradas en ambas sedes hasta nuevo aviso. Muchas gracias!!!», publicó ayer la institución santarroseña minutos después de la conferencia de prensa en la que el gobernador Sergio Ziliotto anunció las nuevas medidas.
Palabras más, palabras menos, los diferentes clubes de las ciudades involucradas comenzaron ayer a informar en sus redes sociales la misma disposición, que regirá a partir de hoy. Lo mismo sucederá con los entrenamientos particulares de los deportistas, que desde el mes pasado habían retomado las prácticas a partir de la apertura dispuesta por el Gobierno provincial.

Marcha atrás.
Los clubes pampeanos habían cerrado sus puertas el 16 de marzo, incluso antes de que el 20 de ese mes se dispusiera el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país. Luego de más de tres meses de parate total, el mes pasado habían retomado las actividades luego de que el Gobierno autorizara los entrenamientos individuales de aquellos deportes que se practican en conjunto, como fútbol, básquet, voley, rugby, handball, entre otros.
No se había habilitado la competencia ni los trabajos en conjunto con más de diez personas, pero al menos esa reapertura le había dado vida a las instituciones. Ahora, con esta vuelta atrás, en las ciudades involucradas los clubes volverán a cerrar sus puertas, con todo lo que ello implica no solo para quienes practican algún deporte, sino también para la economía de las instituciones, que no reciben los pagos por cuotas de actividad y en muchos casos tampoco los abonos sociales.
En ese contexto, durante el primer parate los clubes recibieron subsidios desde el Gobierno provincial, a través de la Subsecretaría de Deportes dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, con los cuales lograron al menos garantizar el pago de algunos sueldos y cubrir los costos básicos.
Junto con la reapertura de los clubes en junio también se habían ido abriendo las puertas para los deportes individuales, hasta quedar todos habilitados, siempre sin competencias de oposición. Ahora, todas estas prácticas también quedarán suspendidas.
Ayer, a medida que iban anunciando el cierre de sus instalaciones, en algunos clubes comenzaban a reprogramar los entrenamientos a distancia aprovechando los medios virtuales, especialmente la plataforma Zoom, que durante la cuarentena estricta le sirvió a muchos deportistas para mantenerse en forma.