Inicio Deportes "Me fue mejor de lo esperado"

«Me fue mejor de lo esperado»

SIMON CABRERA, EL MEJOR PAMPEANO EN A PAMPA TRAVIESA

El santarroseño Simón Cabrera terminó siendo el mejor pampeano en la 36º Maratón Internacional A Pampa Traviesa, que se llevó a cabo el pasado domingo por calles de esta ciudad bajo una persistente lluvia.
Cabrera llegó decimoquinto, con un tiempo de 2 horas, 38 minutos y 01 segundo para los 42 kilómetros. A los 27 años, disputó su segunda maratón, debutó en 2019 también en esta tradicional prueba y fue para cumplir una promesa. «Si volvía a trabajar a Santa Rosa, prometí que iba a correr una maratón», recordó el atleta que trabaja en el Servicio Penitenciario Federal.
«Estuve a punto de no largar la maratón del domingo porque había quedado afuera de la inscripción. Fue un momento frustrante. Pero a su vez nunca perdí la esperanzas de correr, tenía que esperar que surgieran vacantes y así fue», contó el atleta en diálogo con LA CHUECA.
-¿Con qué expectativas largaste la maratón?
-Me propuse bajar las dos horas cuarenta, y me fue mejor de lo esperado. Tras el debut en 2019, con dos horas y 43 minutos, me puse como objetivo ir limando minutos de a poco y lo conseguí el domingo.
-En una carrera más difícil de lo previsto por la lluvia.
-Jamás imaginé poder bajar las dos horas cuarenta bajo la lluvia. No imaginé hacer ese tiempo.
-¿Cuál fue la clave?
-Nunca dejé de enfocarme en mi plan de carrera, pese a las malas condiciones por el clima. Salí a sostener un ritmo y no me salí de lo planeado. Me fui cuidando, y recién aceleré la marcha cuando estuve seguro de poder llegar. Fue cuando restaban los últimos cinco kilómetros.
-Algunos atletas contaron que se le enfriaron los músculos por el agua y que estuvieron a punto de abandonar.
-A mí también me pasó lo mismo. Cada vez que atravesé un charco, los músculos se enfriaban y tardaba alrededor de un kilómetro para recuperar la temperatura. Por eso, había que correr con cuidado, sin hacer locuras. Fue importante la ayuda que recibí de familiares y amigos que se ubicaron en distintas partes del circuito para ir cantándome cómo iba en la carrera. Todos fueron de gran ayuda.
-¿Qué sentiste en la llegada?
-La llegada fue muy emocionante porque además de completar la maratón, mejoré la marca y fue muy importante. Me estaban esperando mi pareja Carla, familiares y amigos.

Su debut.
Simón Cabrera lleva apenas seis años practicando atletismo. Comenzó con las pruebas de medio fondo hasta debutar en los 42 kilómetros en 2019, en A Pampa Traviesa. «Cuando corrí la primera maratón fui seducido por la carrera. Sentí algo especial por esta distancia. Quizás esto venga de una cuestión familiar, tengo un tío que corría los 42, al igual que me padre».
Opinó que para andar bien en los 42 kilómetros, nunca hay que subestimar la distancia. «Una maratón no es dos más dos, se trata de una carrera en la que hay que estar bien físicamente y mentalmente. Además, en una prueba en la que pueden surgir muchos imponderables que terminan afectando».
Con respecto a su preparación para la maratón del domingo, Simón dijo que después del trabajo salía a entrenar de lunes a sábado, y que lo hacía en un solo turno porque de lo contrario no podía disfrutar a su familia. «La preparación la hice con el cubano Radamel González. Salía a corre todos los días, entre 18 y 24 kilómetros por día».
A la hora de hablar sobre su futuro, indicó que descansará unos días, luego retomará los entrenamientos pensando en las pruebas de 10 y 21 kilómetros. «Por este año no tengo pensado disputar otra maratón, pienso en A Pampa Traviesa 2022. Mientras tanto me gustaría bajar mi marca en los 21K, que es de una hora y 14 minutos. Soy un atleta amateur joven y necesito que el cuerpo se recupere bien».