Inicio Deportes "Me quedé porque quiero ser campeón"

«Me quedé porque quiero ser campeón»

LUIS ZUBELDIA ANUNCIO LAS RAZONES DE SU CONTINUIDAD EN LANUS

El técnico de Lanús, el pampeano Luis Zubeldía, aseguró ayer que se quedó en el Granate porque quiere «salir campeón» con el club que le permitió formarse «como profesional desde los inicios como jugador», en la primera videoconferencia que ofreció a la prensa tras acordar su vínculo hasta diciembre de 2021.
«En dos días que conversé con los dirigentes y mi cuerpo técnico y cerramos todo para quedarme, porque quiero salir campeón con Lanús, sabiendo que hay una base de equipo importante, que no tiene techo, y es lo que quiero aprovechar para cumplir objetivos altos», resaltó Zubeldía en el contacto virtual.
«Hay una base de objetivos para la próxima competencia. El primero es terminar entre los ocho primeros para clasificar a alguna Copa; el segundo, estar entre los cuatro primeros para ir a la Libertadores, y el tercero, salir campeón, que es a lo que apunto», reafirmó.

Por un título.
Para sostenerlo, el santarroseño, de 39 años, se explayó en distintas razones, sin querer dejar pasar la oportunidad de lograr el primer título en su carrera profesional, tanto de jugador como de técnico. Hasta ahora su mayor logro fue ser ayudante de campo de su «maestro» Ramón Cabrero, cuando Lanús se coronó campeón del torneo Apertura 2007.
«Cuando volví para dirigir el equipo por segunda vez (en septiembre de 2018) fue para darle una mano, pero ahora quiero seguir creciendo en lo profesional, como me lo permitió el club en mis inicios y creo que esta es mi oportunidad», resaltó quien al dejar la primera conducción de Lanús dirigió a Barcelona de Ecuador (2011) y a Racing Club de Avellaneda (2012/13).
«La confianza que siento hoy es porque cuando llegué, con el plantel tuvimos la virtud de cambiar el sistema de juego que traía el grupo, al que se adaptó rápido, lo que permitió mejorar los resultados, darle mayor confianza y identidad de juego al equipo», valoró.

Jugadores.
Posteriormente, brindó conceptos sobre la situación actual de algunos jugadores por los que fue consultado, como José Sand, Sebastián Riva, José Luis Gómez y Marcelino Moreno.
Con respecto a Sand, dijo que le gustaría que siga, al igual que la gente y los drectivos. «Hablé con él en este tiempo porque quiero que siga con nosotros por lo que significa para el equipo, es el goleador, lo necesito. Los dirigentes y la gente quieren que se quede, por lo que ya está en contacto para renovar el contrato», explicó.
En cuanto al uruguayo Rivas, que está a préstamo en Rosario Central hasta fin del corriente mes, señaló que ñe gustaría tenerlo en el plantel: «Por sus características y la altura, su vuelta será interesante para sumar al plantel, para mi siempre es una pieza clave de recambio de ‘Pepe’ Sand».
También habló de Gómez, ya listo para volver al primer equipo. «Será tenido en cuenta porque ya está recuperado de las operaciones en la rodilla derecha y merezco disfrutar al Gómez que conocí cuando dirigí Racing», manifestó Zubeldía.
Finalmente, y con respecto a Moreno, que es pretendido por clubes del exterior (uno de los más interesados es el Atlético Mineiro de Brasil, Lucho bregó por su continuidad, aunque aclaró que dependerá de una cuestión económica.
«Hace un tiempo le propuse ser más intenso en su juego y que llegará al gol, lo entendió y se que está destinado a ser el conductor del equipo. Habrá que ver si sigue, porque si llega una buena oferta Lanús la evaluará por la situación económica compleja que atraviesa hoy, como todos los clubes», apuntó Lucho.
«Me gustaría blindar a todos los jugadores, aunque entiendo que el club necesita vender para mantener su crecimiento. Pero la conexión con fútbol juvenil e infantil es muy fuerte y no podemos tapar a las futuras generaciones», cerró el pampeano, que también dirigió a Liga Deportiva Universitaria de Quito en Ecuador; a Santos Laguna en México; a Independiente Medellín en Colombia; a Deportivo Alavés en España y a Cerro Porteño en Paraguay.

Techo, comida y ayuda social
Con esta conferencia de prensa virtual, Luis Zubeldía volvió a hablar de la actualidad de su equipo y del fútbol en general, y aunque destacó que lo extrañaba, aseguró que en su caso particular no se puede quejar por la situación.
«Fue lindo volver a hablar de fútbol un rato. Estamos todos ansiosos por la incertidumbre en la que vivimos. Pero si yo me quejara, sería injusto. Tengo techo, tengo comida, hemos llegado a un acuerdo con el club por la forma de pago. Y tanto yo como mi entorno están bien de salud» , aseguró el técnico pampeano.
Y en el mismo sentido dedicó unas palabras a los socios voluntarios del club Lanús que realizan tareas solidarias en la zona sur del conurbano con la gente que más lo necesita. «Hoy son mis ídolos. Se destacan hoy por el contexto marcado, pero esa necesidad siempre está en nuestro país y siempre están estos héroes que atienden a los nuestros. No debería ser así», reflexionó.
«Cada vez que me levanto hay algo de mí que no es feliz, porque no se puede estar completo en felicidad cuando uno ve que hay un porcentaje altísimo que necesita ayuda social. Yo tengo mucha fe que este gobierno pueda alcanzar a esa gente, sin debilitar al trabajador que puede estar bien gracias al laburo», cerró.

Volver tras la pandemia
Luis Zubeldía, quien encabeza su segundo ciclo al frente de Lanús, consideró que los protocolos sanitarios para volver a los entrenamientos «habrá que implementarlos para cuando pase el pico de la pandemia», y estimó que después «llevará dos meses como mínimo poner a punto a los equipo y luego organizar la competencia». Y sobre las prácticas actuales amplió: «Le hemos dado un plan semanal a cada jugador, a través del preparador físico Lucas Vivas. En nuestro caso, lo más importante tiene que ver con que los jugadores estén tranquilos y contenidos».