Messi: “Un verdadero orgullo”

LA SELECCION FESTEJO EL DIA DEL PADRE CON UN ASADO EN BOSTON

Lionel Messi volvió a actuar el sábado como titular en el seleccionado argentino y lo hizo como siempre, de la mejor manera, jugando y asistiendo para otra cómoda victoria del equipo nacional en la Copa América Centenario, en esta ocasión ante Venezuela, pero además marcó el gol con el que alcanzó a Gabriel Batistuta como máximo anotador de la camiseta albiceleste, algo que él siente “como un verdadero orgullo”.
“Lo empaté, no lo quebré, pero estar junto a Gabriel Batistuta como máximo goleador de la selección, con todo lo que eso significa, para mi es un verdadero orgullo”, le confesó Messi a Télam tras una jornada llena de emociones en el Gillette Stadium, de Boston, donde casi 60,000 personas presenciaron un hecho histórico en la vida de Messi y del fútbol argentino.
“Pero además estoy contento porque no solamente pude convertir, sino que ayudé al equipo con el pase que le hice a (Gonzalo) Higuaín en el primer gol, Eso también fue muy lindo”, resaltó respecto del 4 a 1 con el que Argentina sacó el pasaporte a las semifinales de este certamen, instancia en la que enfrentará a los Estados Unidos, mañana en Houston.
Y destacó que el objetivo para este encuentro “era pasar de ronda y llegar a semifinales. Y lo conseguimos haciendo un gran partido y siendo superiores, salvo en el cuarto de hora final del primer tiempo, cuando ellos nos presionaron y lograron quitarnos la pelota”.

Cuatro goles.
Messi ya lleva cuatro tantos en este torneo pese a que de los cuatro partidos jugados por Argentina el no completó ni dos, aunque eso no importó para que en solamente media hora le anotara tres a Panamá.
“El partido lo jugamos bien, salvo el cuarto de hora final del primer tiempo cuando ellos además de las tres opciones de gol que nos crearon, tuvieron un penal en esos minutos que atajó (Sergio) Romero (el ejecutante Luis Seijas le quiso picar la pelota y ‘Chiquito’ le adivinó la intención), pero después, en el segundo volvimos a jugar como al principio y rematamos el partido”, describió.
“Por eso creo que debemos seguir de esta manera, yendo a buscar los partidos desde el principio, teniendo la pelota siempre. En lo que debemos mejorar es en no confiarnos ni dormirnos, como nos pasó en esos 15 últimos minutos del primer tiempo, porque si nos llegaban a convertir, ahí se iban a ir al vestuario con un solo gol abajo y en el segundo seguro que salían con todo”, evaluó.

“Tata” Martino.
Por su parte, el entrenador Gerardo Martino afirmó que se siente “orgulloso” del plantel que dirige luego del pasaje a las semifinales de la Copa.
“Me siento orgulloso de este equipo porque me toca estar acá y porque este plantel jugó en los dos últimos años los partidos más importantes y habrán jugado los 19 encuentros donde en la mayoría les fue bien y les fue mal en los dos más importantes. Ellos vienen y renuevan las ilusiones y lo hacen con confiabilidad, no es fácil, para una selección que no le tocó ganar, repetirlo”, aseveró Martino.
En ese sentido, Martino indicó que el equipo “ha mejorado” su producción futbolística y destacó que “todos están aptos” para jugar en las diferentes situaciones que presenta la edición especial del certamen continental.

Día del Padre.
La delegación de la Selección argentina festejó ayer el “Día del Padre” a la distancia, pero con un asado que compartió en una parrilla de la ciudad estadounidense de Boston, antes de viajar a Houston y esperar el duelo frente al anfitrión Estados Unidos.
El almuerzo, también, sirvió para que la Argentina festeje haber cumplido el objetivo de quedar entre los cuatro mejores equipos del torneo.
Cerca de las 15.30 (hora argentina), la delegación se subió al micro y volvió a la concentración para iniciar el vuelo rumbo a Houston.
En cuanto a la formación, Martino tendrá que buscarle reemplazante al atacante Nicolás Gaitán, quien acumuló contra Venezuela su segunda tarjeta amarilla.
Además, podría regresar Lucas Biglia a la zona media, tras recuperarse de una lesión y luego de sumar minutos en los partidos contra Bolivia y Venezuela, aunque el buen nivel de Augusto Fernández podría mantenerlo al jugador de la Lazio al banco de suplentes.

“No le tenemos miedo”.
El entrenador de la selección de fútbol de Estados Unidos, el alemán Jürgen Klinsmann, afirmó ayer que no le teme a la Argentina, su rival de mañana.
El director técnico alemán, de 52 años, aseguró que están “listos para morder, pelear, perseguirlos y estar sobre ellos. No les tenemos miedo en absoluto”.
Klinsmann habló en las instalaciones del Houston Sports Park, minutos antes del entrenamiento con la selección norteamericana.
“Ya tuvimos en apuros a Ronaldo y a la selección de Portugal en Manaos, y hasta el minuto 93 les ganábamos 2-1 (en alusión al encuentro en el Mundial de Brasil 2014 cuando igualaron 2-2 y eliminaron a los lusitanos de la Copa del Mundo); si repetimos eso y sumamos un poco más, será divertido”, anticipó el ex futbolista, de cara al decisivo choque de mañana.
“Estamos totalmente preparados para jugar contra la Argentina y dar una súper pelea, es uno de los mejores del mundo y sabemos que cuenta con el gran astro Lionel Messi, pero esto será un solo partido y puede pasar cualquier cosa”, sostuvo el ex delantero de Stuttgart y Bayern Munich (Alemania), Internazionale y Sampdoria (Italia), Mónaco (Francia), y Tottenham Hostpur (Inglaterra).
El entrenador de la selección de fútbol de Estados Unidos también condujo al seleccionado germano entre 2004 y 2006, y al Bayern Munich, entre 2008 y 2009, antes de asumir en los Estados Unidos, en 2011.

Entrenamiento.
La selección estadounidense se entrenó ayer bajo un intenso calor en las afueras de Houston, con una sensación térmica de 38 grados.
Argentina y los Estados Unidos se enfrentaron hasta el momento en nueve ocasiones. El combinado albiceleste ganó cinco cotejos, mientras que los norteamericanos vencieron en dos partidos y empataron los dos restantes. (Télam)

Compartir