Inicio Deportes "Mi tarea es hacer arqueros que luego serán instructores"

«Mi tarea es hacer arqueros que luego serán instructores»

ARQUERIA EN EL PROGRAMA "MENOS DE 1000 + DEPORTE"

Con la participación de referentes de diferentes localidades que eligieron a esta disciplina, comenzó ayer la capacitación presencial de arquería dentro del programa provincial «Menos de 1000 + Deporte», que busca desarrollar deportes olímpicos en pueblos chicos de La Pampa con menos de mil habitantes.
El instructor santarroseño Javier Aguirre está a la cabeza de esta disciplina, una de las diez que forman parte del proyecto que también incluye judo, lucha, tenis de mesa, levantamiento olímpico, esgrima, bádminton, tiro, atletismo y ciclismo; todas en la fase de capacitación de los idóneos de cada localidad.
«Me sorprendí por la juventud y por las ganas de aprender que mostraron todos», señaló ayer Aguirre con respecto a los referentes de diferentes pueblos que se acercaron hasta Santa Rosa para comenzar a interiorizarse sobre las técnicas básicas de la arquería.
«De todos los que vinieron, solo uno había tenido un contacto previo con un arco. Por eso esta primera clase fue una clínica de arquería para que aprendieran a usar el material. Mi tarea es hacer arqueros que luego serán instructores», explicó Aguirre.
En esta primera etapa del programa, cada instructor capacita a los idóneos o profesores de cada pueblo en la disciplina que eligieron, y luego serán los propios referentes los que enseñarán el deporte en su localidad. «Lo más importante es que me encontré con chicos que tienen muchas ganas de aprender e interactuar, y eso es clave para desarrollar un deporte», agregó.
Aguirre tiene 55 años y transita por el mundo de la arquería desde 2005, cuando con un grupo de colegas fundó la agrupación Flechas Pampa en Santa Rosa. En 2013 dejó de competir por una lesión y se volcó a la enseñanza luego de realizar el curso de instructor en la Asociación Argentina de Tiro con Arco.
En todos estos años compartió momentos con entrenadores de la Federación Internacional (World Archery) y acompañó a atletas en el proceso de clasificación para los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016 y en campamentos de cara a los juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. «Hace mucho que estoy en esto, pero me sorprendí por las ganas que encontré en este primer encuentro en Santa Rosa», destacó.
Más allá de las clases virtuales, que en este contexto de pandemia fueron las iniciadoras del programa, Aguirre remarcó que la arquería «es un deporte en el que es muy necesaria la presencia, el estar frente a frente para observar en detalle las posturas», por lo que valoró aún más esta primera posibilidad de una clase presencial, que se realizó con el distanciamiento y con los protocolos adecuados.
«Lo que más resalto de este proyecto es que le da la posibilidad de hacer deportes no tradicionales y olímpicos a aquellos chicos que antes no hacían una actividad, porque en su pueblo solo estaban los tradicionales y no tenían más opciones», dijo. Y se entusiasmó de cara al futuro con la continuidad del programa: «No estamos lejos de que una localidad tenga un representante olímpico o en un Mundial».