Murió hincha arrojado de la tribuna

EMANUEL BALBO FUE ATACADO EN DOMINGO EN EL PARTIDO ENTRE BELGRANO Y TALLERES DE CORDOBA

Emanuel Balbo, el hincha de Belgrano arrojado desde una tribuna del estadio “Mario Alberto Kempes” durante el clásico frente a Talleres, falleció ayer a la tarde luego de dos días de agonía, como consecuencia de las graves lesiones que sufrió en la caída.
En tanto, luego de conocerse la muerte de Balbo se entregó a la Policía el “Sapito” Gómez, sindicado como el instigador de la trifulca que derivó en que la víctima sea arrojada por una de las bocas de acceso a la popular del estadio mundialista cordobés.
El deceso de Balbo fue dado a conocer por las autoridades médicas del Hospital de Urgencias de Córdoba al confirmar el deceso, luego que desde el domingo Balbo había quedado en un cuadro irreversible de “muerte cerebral”.
“El chico muere a causa de la caída, no tanto por los golpes. Esto no es un accidente, sino que se trata de un “incidente”, porque se podría haber evitado”, explicó Norberto Brussa, jefe de Guardia del Hospital de Urgencias de Córdoba en declaraciones a Canal 13.
El deceso de Balbo se produjo a las 14, y la familia decidió no donar los órganos, y posteriormente, una vez confirmado la muerte, realizaron un abrazo simbólico al hospital en donde estaba internado desde el pasado sábado.
Los familiares del joven de 22 años se mostraron consternados tras conocerse la noticia, porque acarreaban otro dolor muy grande como el fallecimiento de su hermano Agustín, en un incidente de tránsito en 2012 y que fue el que originó la pelea del último sábado y que terminó con la muerte de Balbo.
Es que, según contó Lucas Ortega, el amigo que acompañaba a Emanuel Balbo en la cancha al momento del hecho, tuvieron un entredicho en la previa y durante el entretiempo del encuentro válido por la vigésima fecha del torneo de Primera División. El amigo de Balbo sindicó a Oscar “Sapito” Gómez como la persona que inició durante el entretiempo los incidentes que terminaron con el simpatizante de Belgrano internado con muerte cerebral tras haber sido arrojado al vacío.
“Nos lo cruzamos antes de empezar el partido y Gómez lo insultó a Emanuel. Nosotros no le dimos bola, nos fuimos más arriba en la popular. Pero cuando terminó el primer tiempo, la gente se sentó y yo vi que el “Sapito” Gómez (todavía prófugo) se puso de pie y empezó a mirar hacia arriba, como buscando a Emanuel. Para mí que el ataque fue preparado”, explicó.
En declaraciones publicadas ayer por el diario “Día a Día” de Córdoba, agregó: “Nosotros estábamos parados y de golpe vuelve “Sapito” con varios hombres y lo empieza a increpar a Emanuel, lo insultaban. “Sapito” también me conoce a mí, pero era con Emanuel la cosa. Yo traté de defenderlo, pero “Sapito” y los otros “monos” empezaron a golpear a Emanuel”.
Gómez está acusado de haber participado en una picada en la que murió Agustín Balbo, hermano de Emanuel, en noviembre de 2015. De hecho, ayer, casualmente, la Justicia le puso fecha al juicio en el que Oscar Gómez está acusado por el homicidio culposo en una supuesta “picada” de un hermano de Emanuel Balbo, episodio ocurrido el 25 de noviembre de 2012.

Inocencia.
Por su parte, la abogada Mónica Pico declaró ayer la inocencia de su defendido “Sapo” Gómez, y afirmó en declaraciones a medios locales: “Mi cliente es absolutamente inocente, no se lo ve en ninguno de los videos”. (NA-Télam)

“Estos hechos nos destruyen”
El vicepresidente de Belgrano, Jorge Franceschi fue duro al referirse a los culpables de la muerte del hincha. “Más allá de lo que haga la justicia, si esta gente no son socios, se les va a aplicar el derecho de admisión de por vida, y si alguno fuera socio va a ser expulsado”. El directivo, candidato a presidente por el oficialismo, se lamentó: “Estos hechos nos destruyen, pero tenemos una obligación que es la de potenciar nuestro trabajo, en relación a la problemática que la sociedad presenta más allá del fútbol”.

Cinco detenidos
La Policía de Córdoba detuvo ayer en las últimas horas a otros tres sospechosos por la agresión a Emanuel Balbo, por lo que ya suman cinco. Se trata de Matías y Cristian Oliva, padre e hijo que fueron arrestados en la tarde del domingo, más Raúl Vergara y Pablo Robledo, detenidos este lunes.
Por la tarde, en tanto, se entregó a la Policía el “Sapito” Gómez, sindicado como el instigador de la trifulca que derivó en que Balbo sea arrojado por una de las bocas de acceso a la popular del estadio mundialista cordobés.
Según informó la fiscal Liliana Sánchez, la caratula de la investigación pasó a “homicidio culposo”, por lo que los detenidos se exponen a penas que van desde “diez años y cuatro meses” a “32 años y cinco meses”.
Por otra parte, hinchas de clubes de Córdoba y de otras ciudades del país marcharon anoche desde la cancha de Belgrano hasta la sede de la jefatura de policía, muchos identificados con sus camisetas, para reclamar justicia por el asesinato de Emanuel Balbo, quien falleció ayer a causa de las severas lesiones sufridas el sábado a la tarde, cuando fue arrojado al vacío desde una tribuna mientras se disputaba el clásico cordobés.
El dolor por el fallecimiento de Balbo conmovió a los fanáticos de todos los clubes, muchos de los cuales se autoconvocaron en adyacencias de la cancha del barrio Alberdi, donde convivieron hinchas de Talleres, Belgrano, Instituto, River, Boca, Godoy Cruz y Lanús, entre otros.
La movilización por avenida Colón tuvo su fin en la central de policía, donde los participantes pidieron respuestas a la justicia, en el lugar donde horas antes se entregó el “Sapo” Oscar Gómez, indicado como el instigador del asesinato del joven de 22 años. (DyN-Télam)