Inicio Deportes "Nadie se hace cargo de nada"

«Nadie se hace cargo de nada»

ENZO FARIAS SE FUE DE ATLETICO SANTA ROSA Y PIDIO RESPETO POR SU TRAYECTORIA

Enzo Ariel Farías dejó ayer su cargo como entrenador de Atlético Santa Rosa. Cansado de las disputas dirigenciales que afectaban su trabajo diario, el DT con pasado en Argentinos Juniors, Los Andes y Olimpo de Bahía Blanca dijo basta.
«No voy a seguir así porque no me lo merezco; me tengo que respetar un poco por mi prestigio y mi trayectoria», señaló ayer Farías para resumir las razones de su salida del Albo, que aún no volvió a las prácticas de cara al regreso del Torneo Oficial de la Liga Cultural de fútbol, previsto para el primer domingo de agosto si la situación sanitaria lo permite.
En diálogo con LA CHUECA un rato después de comunicarle su alejamiento al plantel y al presidente Jorge Zimerman, Farías se lamentó porque no quería alejarse de esa manera, aunque explicó que era imposible seguir con las mismas condiciones.
«No puedo continuar; me siento solo, la dirigencia está toda dividida, no hay recursos, no hay pelotas, no hay para pagarle a los profes; me prometieron una cosa que no me cumplieron», enumeró el ahora ex entrenador, apenado porque se vio empujado a tomar una determinación que no deseaba.
«Me da pena por el club y especialmente por los chicos que van a entrenar y que hacen un esfuerzo por jugar al fútbol, pero así no puedo seguir», agregó el Goma Farías, arquero de Los Cebollitas que comandaba Diego Armando Maradona.
– ¿El mayor problema pasó por la falta de unión en la dirigencia?
– Estoy agradecido porque me fueron a buscar y en ese momento me gustó la idea porque estaban unidos, pero ahora no apoyan, están peleados entre ellos, con el presidente, y nadie se hace cargo de nada. Hace dos semanas que quiero volver a entrenar pero nadie me da una respuesta. Yo soy una persona de bien, profesional, y así no puedo seguir. Me da pena y espero que puedan rearmar el club de alguna manera.
– ¿Cómo quedó tu situación económica con el club? ¿Te deben dinero?
– Del año pasado, cuando estaban unidos, me había quedado un pucho (de deuda por cobrar) que pasó para este año, y ahora nada… Pero qué voy a reclamar si no tienen. Lo poco o mucho que me deben ya está, no voy a hacer un juicio ni carta documento ni nada porque no es mi estilo. Estoy agradecido, espero que les vaya bien y si está ese dinero que me deben, que compren pelotas, porque no teníamos ni cinco pelotas para entrenar con Primera y tuve que conseguir por otros lugares.
– ¿Qué te dijeron los jugadores del plantel?
– Los chicos me decían ‘profe aguante un poco más’, pero la verdad es que no tengo fuerzas para seguir así y no me lo merezco tampoco. Está todo muy complicado porque en el club están todos divididos, no quieren aportar porque no les gusta la cara del otro, y uno queda en el medio y sin respuestas.

Cambiar la cabeza.
Farías, luego de atajar en Los Cebollitas de Maradona, jugó en Argentinos Juniors y en varias instituciones del ascenso argentino, español e italiano, para retirarse como profesional en Chacarita Juniors. Luego comenzó a trabajar en Los Andes y estuvo diez años como entrenador de arqueros en Olimpo de Bahía Blanca, desde donde llegó a La Pampa para organizar el fútbol formativo de Atlético Santa Rosa y luego hacerse cargo de la dirección técnica de la Primera División.
«La Pampa es una tierra de grandes jugadores; lo que tiene que cambiar es la cabeza de los dirigentes», reflexionó al referirse a lo que encontró en el fútbol pampeano. «Se puede potenciar y mejorar el nivel, pero tienen que cambiar los dirigentes; no puede ser que pongan a ex jugadores, que no se capacitaron nunca, para entrenar a los chicos con el único objetivo de cobrarles la cuota», amplió Farías.
Y en el mismo sentido agregó: «No hay apoyo, siempre están esperando que el gobierno les mande plata y así no se puede… Hay que cambiar la cabeza de los dirigentes, ocuparse de los jugadores y respetar a los chicos del club que van con toda la ilusión de llegar».
«Yo vengo de Argentinos Juniors, con otra cabeza y para ponerlo en practica acá, pero así no se puede. Me voy con la cabeza levantada; lamentablemente no supieron aprovecharme para hacer un gran proyecto. Lo único que quiero es que la gente sepa que soy un profesional, buena gente, que no soy conflictivo y que dejo un plantel de buenos jugadores. Dependerá de quién venga para potenciarlo», cerró.

Abierto a nuevas propuestas
«Tengo familia, mis dos hijos acá, no vivo del fútbol porque tengo otro tipo de trabajo…, entonces para qué iba a seguir así», reflexionó ayer Enzo Farías al hablar de su decisión de dejar la dirección técnica de Atlético Santa Rosa, al tiempo que aseguró que le gustaría seguir dirigiendo en una institución con un proyecto serio.
«Es mi profesión, lo que me gusta hacer y me encantaría trabajar en un club con otra perspectiva, que quiera sacar jugadores para vender, porque principalmente soy un formador de juveniles», destacó el Goma, y recordó que estando en el Albo había recibido propuestas de otras instituciones. «Estando en Santa Rosa me habían sondeado, pero dije que no porque me debía al club. A partir de ahora, si sale algo estaré a disposición para escuchar», confió.
«El día de mañana me gustaría armar algo lindo, en un lugar con visión a futuro y que aspire a tener un equipo a nivel del Federal A o del Nacional. Sería buenísimo», concluyó.