Inicio Deportes "Necesito recuperarme"

«Necesito recuperarme»

PABLO OJEDA, EL PUGIL QUE NO SE DA POR VENCIDO

El pampeano Pablo Ojeda buscará encauzar su carrera cuando mañana enfrente al bonaerense César Alejandro Pérez, en la pelea principal de la velada que se llevará a cabo en el club Deportivo de la localidad de Uriburu.
Ojeda, que tiene un palmarés de 16 victorias, cinco derrotas y un empate, viene de perder el título Latino cuando cayó por nocaut ante Miguel Cesario Antin, en un combate que se realizó el pasado 4 de mayo en la Federación Argentina de Box (FAB), en Buenos Aires.
«Necesito recuperarme, levantar la carrera tras perder con Antin», dijo Ojeda en conversación con LA CHUECA desde el club Comunicaciones de Buenos Aires, en donde vive desde hace tres años para poder entrenar en esa entidad.
Ojeda comentó que la pelea con Pérez está pactada en 60 kilos. «Acordamos ese peso porque hace siete meses que no subo al ring. Pérez es un rival que por su historial no dice mucho, pero tiene experiencia y en el boxeo todos son peligrosos. Trataré de hacer mi trabajo lo mejor posible».
El boxeador de 28 años aseguró que en la derrota ante Antin tuvo él la culpa por aceptar combatir en un peso superior al que pertenece. «El único responsable de la equivocación soy yo. Son cosas que pasan, hay que seguir».
-¿Cómo surgió pelear con Pérez en Uriburu?
-Cuando perdí, es como que te dejan un poco de lado y no aparecen las peleas. Entonces tuve que recurrir a un promotor de Bahía Blanca para poder pelear en mi localidad. La velada se realizará cumpliendo con todo lo que exige la Federación Pampeana de Box.
-¿Qué tenés pensado para el futuro?
-Seguiré entrenando y analizando mi futuro. El promotor de Bahía Blanca me propuso hacer dos o tres peleas más, y a su vez tengo la propuesta de combatir por algún título y para la televisión en diciembre, en Buenos Aires.
Ojeda, por último, se mostró entusiasmado en poder pelear en Uriburu, ante su público. «El espectáculo tendrá buenas peleas. Esperemos que el público nos acompañe.