Inicio Deportes "No lo dudé porque es una oportunidad única"

«No lo dudé porque es una oportunidad única»

FEDERICO VASILCHIK SE TRANSFORMO EN REFUERZO DE NUEVA CHICAGO

El rubio delantero piquense Federico Vasilchik se transformó en las últimas horas en una de las nuevas incorporaciones del equipo de Nueva Chicago, que se arma para afrontar la próxima temporada de la Primera B Nacional. Así lo confirmó ayer la entidad de Mataderos a través de sus redes sociales oficiales.
El «Torito» anunció ayer incorporación de los dos primeros futbolistas que llegan para reforzar al equipo que dirige Gastón Esmerado. Uno de ellos es el pampeano surgido de la cantera de Ferro Carril Oeste de General Pico, y el otro es Gonzalo Menéndez, que llega proveniente del fútbol paraguayo.
Vasilchik, de 28 años de edad, supo ganarse un espacio en el plantel que afrontó la última edición del Torneo Federal A, y fue una pieza clave en la obtención de los títulos conseguidos por el Verde de Barrio Talleres en los últimos dos años, el certamen liguista y el Torneo Provincial.
El «Rusito» ayer rubricó el vínculo por un año con el «Torito» de Mataderos y en los próximos días se sumará a los entrenamientos del plantel. Previo a ello volverá a General Pico, para despedirse del club y de sus compañeros de plantel.

Firma de contrato.
Desde Mataderos, Vasilchik manifestó en diálogo con LA CHUECA: «Fue todo rápido e inesperado. Me había contactado gente de Chicago, pero después de un momento a otro no tuve más contacto y ayer (por el miércoles) me dijeron que si estaba de acuerdo viniera a arreglar el vínculo a Buenos Aires. No lo dudé porque es una oportunidad única para mi. Soy un agradecido con el club (Ferro), porque hace un año atrás ni me imaginaba ni de cerca todo esto».
El «nueve» ferrocarrilero regresará durante el fin de semana a la ciudad, pero ya no vestirá la casaca Verde para enfrentar el domingo a Independiente por la quinta fecha del Clausura. Su corta estadía en Pico sólo será para organizar su viaje a Mataderos, para juntar sus pertenencias y para despedirse de sus compañeros de plantel, quienes fueron los primeros en enterarse de este importante paso en su carrera.
Vasilchik llega con todas las ilusiones de Chicago, consciente de que arriba a uno de los clubes de mayor convocatoria en el ascenso argentino. En las pocas horas que estuvo en la sede de la entidad para firmar el contrato, le hicieron sentir la jerarquía de la institución.
«Me doy cuenta que es una institución muy grande. Vine a la sede a firmar y la gente me preguntaba quien era y de donde venía. Me doy cuenta que estoy en un club grande y voy dejar todo para estar a la altura de las expectativas. Chicago es un club que estuvo mucho tiempo en Primera y que espera a ascender. Yo estoy con muchas ganas de afrontar lo que viene», finalizó.