Inicio Deportes "No pude dirigir más en Liga"

«No pude dirigir más en Liga»

DEMANDO A UN CLUB Y A LA LIGA CULTURAL POR AGRESIONES

El árbitro José Moreno, que fue agredido en septiembre de 2017 en un partido de divisiones inferiores, demandó a Atlético Macachín (local en aquel partido) y a la Liga Cultural por daños y prejuicios.
Moreno recibió una golpiza al término del encuentro de cuarta división que disputaron Atlético Macachín y La Barranca en la Bombonerita Roja, por el torneo de la Liga Cultural de Fútbol. Luego del pitazo del colegiado del partido, el entrenador del equipo local, Diego Ullúa, que había sido expulsado en el primer tiempo, ingresó al campo de juego para agredirlo físicamente.
Inmediatamente la terna arbitral decidió suspender el resto de la jornada y radicó la denuncia en la comisaría de la localidad.
«Desde el primer momento que me pasó tenía claro que iba a iniciar la demanda para que esto no vuelva a suceder», sostuvo el colegiado en declaraciones a LA CHUECA. «Hoy yo lo puedo contar pero podría haber pasado cualquier cosa que no deseo que le pase a nadie. Lo hablé con la gente de mi agrupación para que esto no quede impune y los responsables paguen por lo que hicieron», agregó.
Moreno, quien no volvió a dirigir de manera oficial desde el episodio, alegó que la violencia en el fútbol hay que erradicarle de una vez: «por más que uno como árbitro se equivoque, hay personas que lo tienen que juzgar y no con violencia como pasó aquel día»; y agregó: «por más que no dirija nunca más la voy a seguir hasta el final».
En la demanda, José Moreno alegó daños físicos y psicológicos que le impidieron volver a dirigir de manera oficial. «Cuando voy a la cancha a mirar, porque uno es futbolero, siempre pasa que recuerdo el hecho en todo momento. Ese es uno de los motivos por los que no quiero volver a dirigir de manera oficial como lo hacía antes», contó.
El referí aclaró que de manera esporádica pudo dirigir en algunas oportunidad en los torneos amateurs (Liga de Profesionales) pero luego de dos años del episodio. «En ese momento dirigía Primera División y a partir de ahí no pude volver a hacerlo porque no me sentía bien. Ya pasaron tres años y medio», estimó y sumó: «cubrí algunos partidos en los profesionales porque cubría cuando faltaba gente».

Al club y a la Liga.
Moreno contó que el violento hecho tuvo al club que auspicio de local y a la Liga Cultural, el ente que regula el fútbol en este ámbito de la provincia, como principales responsables.
«La demanda se inició a fines de 2017 y principios de 2018. Lo hablé con Mario Aguerrido, el abogado que lleva la demanda adelante, y la responsabilidad del club es que no brindó la seguridad que tenía que brindar», contó el referí y agregó: «la responsabilidad también es de la liga porque es un ente regulador de todas las instituciones».
En aquel momento no había policías en partidos de inferiores y cada club se hacía cargo de la seguridad del partido. «No hubo seguridad y nadie se hizo cargo de que es portón se abrió», aclaró y sumó: «en ese entonces cada club se encargaba de la seguridad de los árbitros que era para abaratar costos».

No hubo apoyo.
José Moreno, que en 2017 radicó la denuncia en la comisaría de Macachín por las agresiones que sufrió por parte del entrenador Ullúa y de un allegado, destacó que «esto no puede volver a pasar».
«Nunca me llamó nadie desde Macachín», sostuvo alegando la falta de solidaridad ante el hecho de público conocimiento. Además agregó: «Me llamaron desde la Liga pero fue muy tibio todo lo que hablamos, se desligaron de lo que pasó. Ellos tienen responsabilidad por lo que pasó pero nadie se hizo cargó».
El Tribunal de Disciplina de la Liga Cultural suspendió, en que momento, al entrenador por el lapso de un año. «A nosotros no nos dio el apoyo que necesitamos», dijo. Además agregó que otra persona se sumó a la golpiza aunque nadie la identificó: «nadie quiso identificar a esa persona pero hay un video y así como nos conocemos todos en Santa Rosa, en Macachín pasa lo mismo». Y concluyó: «no quiero dirigir más después de lo que pasó, no hay vuelta atrás. No voy a dirigir en ninguna categoría».