Inicio Deportes "Nosotros jugamos y formamos chicos"

«Nosotros jugamos y formamos chicos»

JUVENTUD UNIDA DEBUTA EN LA EDICION 2021 DEL TORNEO FEDERAL DE BASQUET

Juventud Unida de Alpachiri afrontará desde hoy un nuevo Torneo Federal de Básquet, que se convertirá en el segundo año de la institución en la tercera categoría a nivel nacional.
Con un proceso establecido en la formación de jugadores que ya lleva ocho años, la institución debuta hoy en la temporada 2021 ante Centenario de Neuquén, desde las 21.30 en el estadio Socios Fundadores y con transmisión de Canal 3.
«Hicimos una buena pretemporada y para la semana pasada, cuando arrancó el torneo y nosotros tuvimos libre, ya habíamos finalizado los trabajos previos», contó Ramiro Alvarez, director técnico de Juventud Unida en diálogo con LA CHUECA.
El equipo, que buscará su primera victoria a nivel nacional, afrontará su segunda temporada en el Federal y, a pesar de las dificultades económicas que presentó la pandemia, siempre mantuvo la idea de participar.
«Hablamos mucho con el presidente Arias sobre la posibilidad de jugar. Teníamos que buscarle la vuelta», sostuvo Alvarez, y sumó: «nuestro plan era seguir jugando y todo esto se presentó como un obstáculo más que tuvimos que superar».
«La capacidad de cambio que hay en Juventud Unida es muy grande, nos adaptamos rápido y eso nos sirvió muchísimo», contó además el técnico.
El club tiene reclutados varios jugadores foráneos a los que les brinda la posibilidad de desarrollarse como deportistas: «Nos cuesta mucho todo, el hecho de tener a los chicos reclutados en Alpachiri, buscarle la mejor opción educativa, social, económica y hasta de alimentación, pero teníamos la idea fija de continuar con el proceso».

Juventud y experiencia.
«Mantuvimos la base del plantel del torneo pasado», narró Alvarez, y agregó: «Los chicos que están reclutados acá hace cuatro o cinco años nos acompañan desde el proceso del provincial».
La lista de buena fe cuenta con 16 jugadores: Matías Soto, Juan Lara, Julián Serrano, Gabriel Sánchez, Agustín Schechtel, Ezequiel Gigena, Mauricio Riveros, Ignacio Aman, Facundo Carrafiello, Brian Barrera, Alex Negrete, Gustavo Telleria, Gabriel Sack, Luis Alderete, Alexis Benítez y Javier Paez.
«Tenemos un plantel de 16 jugadores que van a jugar todos. Iremos rotando y puede jugar cualquiera», destacó el entrenador al momento de aclarar que el plantel tuvo su recambio. «Es un continuo recambio el que tenemos que hacer y que ya lo sabemos», señaló.
«Lo natural nuestro es formar chicos y, cuando vemos que pueden volar a otro lado, les damos la oportunidad de seguir creciendo. En ese momento es cuando apelamos al recambio que es algo natural», apuntó.

Proyecto con continuidad.
El proceso de Juventud Unida de Alpachiri comenzó hace algunos años con la posibilidad de disputar el torneo provincial que, de hecho, ganó en los últimos años en diferentes categorías y, en otras, llegó hasta la final.
«El proyecto tiene muchos años, obviamente tuvo sus correcciones y adaptaciones normales por las situaciones que se van dando», opinó Ramiro Alvarez y sumó: «detrás de todo hay un plan, con cambios en el medio, pero con los mismos objetivos principales que se plantearon hace ocho años».
«Todavía le faltan muchas cosas al plan del club pero últimamente se dieron cosas más rápido de lo que estaban planeadas», contó, y agregó: «Tuvimos que adaptarnos a situaciones que tal vez lo teníamos pensado para más adelante pero que son bienvenidas».
A la hora de sintetizar los objetivos, el coach aclaró: «Nosotros jugamos y formamos chicos, esa es nuestra idea».
El proceso ha dado sus frutos en el ámbito provincial, obteniendo campeonatos y siendo protagonistas en las diferentes categorías y también con su participación a nivel nacional. «Apuntamos a que el proyecto siga dando sus frutos», agregó.

Resultados.
En una faceta de la vida como es el deporte, en donde el exitismo siempre está a flor de piel y pareciera que los resultados son lo primordial, Juventud Unida es una muestra de que un proceso se puede mantener a pesar de ganar o perder. «Nunca nos preocuparon los resultados. Nunca nadie dijo nada por perder un partido», contó el entrenador, y agregó: «Eso nos da ganas y un apoyo incondicional por parte de todos».
«Muchas veces nos equivocamos y el apoyo de ‘lo corregimos y seguimos’ es fundamental para todos, jugadores, entrenadores y dirigentes», apuntó.
«Obviamente los resultados siempre ayudan, nosotros no tenemos como objetivo principal ganar, pero no significa que no lo busquemos», aclaró Alvarez, y sumó: «Cuando ganás es todo mucho más fácil, hay mayor predisposición y se hace todo más fácil».
«Ganar no es un objetivo. Buscamos formar y poder competir mientras llevamos adelante esa formación», concluyó.