Inicio Deportes Pampero, campeón de la Zona Sur

Pampero, campeón de la Zona Sur

LIGA CULTURAL: LA ESTRELLA VENCIO A INDEPENDIENTE Y LOGRO EL TITULO

Pampero de Guatraché es nuevamente el mejor del sur, porque ayer le ganó a Independiente de Jacinto Arauz por 2 a 1 la segunda final del Torneo Oficial de la zona sur, que organiza la Liga Cultural de Fútbol. De esta manera, se consagró campeón de la temporada en la región y ahora tendrá la chance de conseguir otro título en 2019, ya que disputará la Supercopa Liga Cultural ante All Boys de Santa Rosa (el campeón del Norte).
Indudablemente que el local sufrió dos ausencias importantes en su plantel para esta revancha: Labourié (límite de amarillas) y Rivero (con un desgarro). El primero muy importante en las dos áreas a la hora de cabecear, y defendiendo, un jugador que se hace respetar, es claro y alguna jugada hubiese sido distinta con él en cancha. Lo mismo con Rivero, que siempre obliga al rival a no perderlo de vista y ni hablar de evitar dejarle un tiro libre cerca del área.
De todas maneras, el técnico local se inclinó por Sánchez y Ponfil para suplantar esas pérdidas. ¿Cumplieron?…Sí. Pero enfrente hubo un equipo distinto al que se venía presentando en los últimos partidos, en los últimos mano a mano entre ambos.
Pampero no fue el mismo equipo vapuleado por Independiente 4 a 0 en la primera final de la Liguilla, ni del 1 a 0 de la revancha. Tampoco el del 1 a 1 de la primera final, o tal vez fue una copia de lo que fueron los últimos cinco minutos del partido jugado hace una semana atrás.
Donde con muchas ganas, ímpetu y decisión logró empatarlo casi sobre el final. Y sí, este Pampero fue distinto. Estuvo sólido en defensa, luchador en la mitad de la cancha y movedizo arriba, haciendo que la última línea local no estuviera tranquila.
El partido se desarrolló, en un principio, con mucho movimiento aunque sin llegar a inquietar en demasía a los arqueros. Ambos estuvieron muy atentos, cuidando la pelota y tratando de encontrar un error en su adversario para desnivelar. Y ese error llegó. Strack encaró en velocidad, la contra sorprendió a Independiente, los juntó a Acosta y Hernández, Hergenreder que intentó achicar y Strack que la quiso tirar por arriba, allí la pelota encontró la mano de Hernández, se desvió y el árbitro marcó la pena máxima. Fue Kirof con toda su experiencia quien ejecutó el penal y abrió el marcador a favor de la visita. Le pegó arriba, a la izquierda de Hergenreder, la pelota pegó en el travesaño, picó, volvió a pegar en el travesaño y entró. Con sufrimiento, pero fue el 1-0.
Y llegó otra pena máxima. Sánchez encaró en el área junto a Hernández y cayó, Ramundo entendió que hubo falta y marcó la pena máxima donde nuevamente Kirof se hizo cargo de ejecutarlo. Esta vez le pegó a media altura y hacia el otro palo para poner el 2-0.
Y sobre el final, Kedack encaró en el área por derecha, enganchó ante la marca de George que no pudo evitar tocarlo y Ramundo marcó otra pena máxima, esta vez a favor de Independiente. Fue Martini quien lo ejecutó y logró descontar para ir al descanso con la mínima diferencia abajo.
Pero en el complemento no cambió mucho el trámite del partido. Porque la visita fue muy inteligente para cerrar el partido. Paró bien dos líneas y logró cortarle al local todos los circuitos de juego. Y una vez expulsado Ponfil, el hombre de más le dio más tranquilidad a Pampero, que no se aventuró en querer liquidarlo, sino en no cometer ningún error que le costara el empate del partido y tener que llegar a los disparos desde el punto penal. Llegó el final del partido y Pampero se consagró campeón del Torneo Oficial de la Zona Sur.

«Este equipo respondió».
El defensor de Pampero, Pablo Pantanetti, levantó nuevamente otra copa hacia lo más alto para su cuenta personal y para su club, tras vencer a Independiente. «No se nos venían dando las cosas, todos hablaban, pero en la final este equipo supo responder y estamos festejando otra vez» dijo. En cuanto al partido, agregó: «Sabíamos que ellos eran un equipo muy duro, que la final teníamos que jugarla así. La derrota (4 a 0 en la final de la liguilla) fue dura, pero acomodamos lo que teníamos que acomodar, teníamos que estar lo más concentrados posible y se nos dio».