Para la historia

El seleccionado argentino de hockey sobre césped de varones alcanzó ayer la gloria eterna y obtuvo la medalla dorada en Río de Janeiro 2016, tras superar en la final a Bélgica por 4-2, en vibrante partido jugado en el complejo Deodoro, enclavado en la Villa Militar.
El equipo dirigido por Carlos ‘Chapa’ Retegui (primer DT de equipo colectivo en consagrarse como doble medallista olímpico) se impuso con temple y personalidad, a partir de los tantos conseguidos por Pedro Ibarra, Ignacio Ortiz, Gonzalo Peillat y Agustín Mazzilli. Los descuentos del conjunto belga fueron obra de Tanguy Cosyns y Gauthier Boccard.
Más de dos mil simpatizantes argentinos vivieron una verdadera fiesta y brindaron un conmovedor respaldo a un conjunto que fue de menos a más y que terminó siendo un CAMPEÓN con mayúsculas.
El partido arrancó incómodo para “Los Leones”. Porque el combinado de rojo movió la bocha de izquierda a derecha, encontró precisión en el traslado y distribución confundiendo a una Argentina sorprendida.
Y encima, cuando todavía no se cumplía el minuto 2, el conjunto belga abrió la cuenta por intermedio de Cosyns, quien desvió la bola en el círculo y sometió a Juan Manuel Vivaldi.
Tras la conquista, Bélgica prosiguió dominando sin que los dirigidos por Retegui pudieran recomponer la línea. Hasta que a los 11m., una jugada de corner corto le dio aire al campeón Panamericano en Toronto 2015.
Pero Argentina no cejó en su intención de ataque y una habilitación de Lucas Vila le permitió a Ortiz establecer el desnivel, con un disparo cruzado en el círculo que ingresó por el poste derecho del arquero Vincent Vanasch.
En desventaja, los belgas volvieron a asumir el control del desarrollo, pero no estuvieron tan efectivos en la zona de definición como tampoco en la maniobra del fijo, más allá de las buenas respuestas de Vivaldi.
Pero “Los Leones” continuaban en estado de gracia y en una maniobra desde el fijo aumentaron las cifras. Un fierrazo del ‘Hacha’ Peillat, quien llegó al tanto número 11 en el certamen, puso un exagerado 3-1 para lo que se había visto en los primeros 30m.
Argentina defendía bien hasta que en el último minuto del cuarto, una excelente maniobra individual de Gauthier Boccard puso el encuentro 2-3. Incertidumbre para los últimos 10 minutos.
El período final se jugó con tensión y nervios. Bélgica adelantó sus líneas y buscó desbordar por ambos costados de la cancha. Y forzó la realización de un corner corto, a falta de 5m., que puso los pelos de punta a la concurrencia. El remate desviado de Dockier trajo alivio.
Pero el equipo ‘rojo’ era una tromba y seguía insistiendo. Salió el arquero Vanasch y Bélgica se la jugó con un ‘arquero-volante’ en los últimos 3 minutos. Vivaldi tuvo una tapada consagratoria sobre Dockier, cuando apenas quedaban 120 segundos.
Y cuando transcurría el minuto final, Mazzilli, el pibe de Lanús, le puso cifras definitivas a la historia para gritar campeón olímpico por primera vez en la historia.
La medalla de bronce quedó para el bicampeón saliente, Alemania, que venció por 4-3 en los penales a Holanda, luego de que el partido finalizara empatado 1-1.

Síntesis.
Argentina (4): Juan M. Vivaldi; Juan Gilardi, Pedro Ibarra y Gonzalo Peillat; Ignacio Ortiz, Lucas Rossi, Juan López y Manuel Brunet; Facundo Callioni, Lucas Vila y Agustín Mazzilli. DT: Carlos Retegui. Entraron Luca Massó, Juan Saladino, Lucas Rey, Joaquín Menini e Isidoro Ibarra.
Bélgica (2): Vincent Vanasch; Emmanuel Stockbroekx, Arthur Van Doren, Loick Luypaert; Simon Gougnard, John John Dohmen, Felix Denayer y Elliot van Strydonck; Tanguy Cosyns, Thomas Briels y Florent van Aubel. DT: Shane McLeod.
Entraron Gauthier Boccard, Jerome Truyens, Cedric Charlier, Sebastien Dockier, Tom Boon.
Goles: PC: 2′ Cosyns (B); 11′ Ibarra (A); 14′ Ortiz (A). SC: 6′ Peillat (A). TC: 15′ Boccard (B). CC: 15′ Mazzilli (A).
Arbitros: Wright (Sudáfrica)-Blasch (Alemania). (Télam)

“Solidaridad y compañerismo”
El entrenador del seleccionado argentino masculino de hockey sobre césped, Carlos Retegui, destacó ayer la “unión, solidaridad y compañerismo” que tuvo su equipo para ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de
Janeiro.
“Lo vivimos con muchas euforia y nos corre sangre por las venas. Tenemos mucha pasión y eso es lo que admira el mundo de nosotros. Más allá de la medalla, las condiciones de estos chicos para pelear fueron la unión, solidaridad y compañerismo, ese es el ADN del grupo”, resaltó un emocionado Retegui luego de ganar la final ante Bélgica por 4 a 2.
Y agregó: “Eso se vio en la cancha y le agradecemos a todos los que estuvieron con nosotros desde la pretemporada que hicimos en Mar del Plata”.
“Tuvimos una gran defensa durante todo el partido y aprovechamos cada ataque que tuvimos. Sabíamos que se iba a dar así”, comentó el técnico.
“Esto empezó hace tres años y medio cuando arrancamos el ciclo. Los chicos se comprometieron y esto es un premio por todo el trabajo que hicieron. Fue buscado esto y el plantel se dedicó a pleno para ganar una medalla, estamos en el cielo, en el Olimpo”, resaltó el entrenador entre lágrimas.

El paso por La Pampa
El arquero Juan Manuel Vivaldi y el delantero Matías Paredes (no jugó la final por lesión) formaron parte del plantel de Los Leones que obtuvo el oro en Río. En octubre de 2014, Argentina venía de lograr el tercer puesto en el Mundial de La Haya, Holanda, y los dos brindaron una clínica en Estudiantes. Vivaldi, en diálogo con LA CHUECA, había manifestado que luego de ese podio el reconocimiento era mayor, algo que seguramente se multiplicará ahora.

Otro paseo de Bolt
El jamaicano Usain Bolt, que busca en los Juegos de Río 2016 el triplete olímpico en las pruebas de velocidad, se impuso ayer en la prueba de 200 metros llanos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con un tiempo de 19.78. El ganador, que llegó a ocho medallas doradas olímpicas, fue escoltado por el canadiense Andre De Grass, con 20.02, y el francés Christophe Lemaitre, con 20.12.

Compartir