“Pechito” López en el podio

EL ARGENTINO FUE SEGUNDO EN LAS 24 HORAS DE LE MANS

El piloto argentino José María “Pechito” López, que integró el equipo Toyota TS050 junto al británico Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi. La victoria fue para Fernando Alonso, acompañado por el suizo Sébastian Buemi y el japonés Kazuki Nakajami.
El piloto argentino José María “Pechito” López, uno de los tripulantes del equipo Toyota TS050 Hybrid, concluyó ayer en la segunda posición en la tradicional competencia de automovilismo de las 24 Horas de Le Mans, prueba válida por la segunda fecha del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC).
La victoria quedó para el español Fernando Alonso (Totoya), quien estuvo acompañado por acompañado por el suizo Sébastian Buemi y el japonés Kazuki Nakajami.
El piloto cordobés, de 35 años, lideró la prueba durante buena parte, aunque luego no pudo soportar los embates del autómovil Toyota número 8, que capitanea el ex bicampeón de Fórmula 1, Alonso.
En la última sesión, el oriundo de Río Tercero comandó la máquina número 7 (al igual que el británico Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi), durante 3 horas 19 minutos y dio 52 vueltas.
“Nuestro automóvil número 8 fue mucho más fuerte durante toda la semana. Pero ellos encontraron un mejor balance y se vio en pista. Igual estuvimos ahí cerca”, expresó “Pechito” López, una vez finalizada la competencia.
“El segundo puesto que obtuvimos es para estar orgullosos”, agregó el cordobés. El único argentino ganador de esta tradicional competencia resultó el ya fallecido Froilán González, en 1954.
Alonso, por su parte, conquistó así la segunda punta de la Triple Corona del automovilismo, después de vencer en el Gran Premio de F1 de Mónaco, que ganó en 2006 y 2007, por lo que le resta ganar las 500 Millas de Indianápolis.
Disputadas las dos primeras carreras, el trinomio integrado por López-Conway-Kobayashi ocupa la segunda posición del campeonato, con 27 puntos, quedando como escoltas de Alonso-Kazuki Nakajima-Sebastien Buemi, con 38.
En LMP2, el G-Drive Racing número 26 de los franceses Jean-Eric Vergne y Andrea Pizzitola y el ruso Roman Rusinov, quinto a diecinueve vueltas, dominó su categoría de principio a fin.
En GTE Pro, donde la lucha entre Porsche y Ford mantuvo despierto al público toda la mañana, el Porsche número 92 “Cochon rose” terminó primero.