“Pechito” López, tricampeón

EL CORDOBES SE CORONO EN EL MUNDIAL DE AUTOS DE TURISMO

El cordobés José María López (C-Elysée) se coronó ayer tricampeón del Mundial de Autos de Turismo (WTCC) en el circuito de Motegi, Japón, al salir segundo en la carrera principal de la jornada, detrás de su compañero de equipo, el francés Yvan Muller.
López, quien desde octubre desembarcará en la Fórmula E, volvió a demostrar este año su jerarquía en la categoría, al ganar siete competencias, y le dio al automovilismo argentino un nuevo título mundial.
De esta manera, López se convirtió en el segundo piloto de la historia en ganar tres títulos seguidos en la categoría, luego de la faena de 2005, 2006 y 2007 del británico Andy Priaulx.
López había salido primero, tras conseguir la pole en la clasificación del sábado, y cuando parecía que se quedaba con la victoria, dejó pasar a Muller, quien no registraba éxitos en la
temporada, y con el segundo lugar se adueñó de la corona, en el mismo circuito en el que festejó el título de 2014.
Tercero terminó el portugués Tiago Monteiro (Civic) y el cordobés Néstor Girolami (Volvo) cerró un buen fin de semana con un quinto puesto.
En tanto, en la primera carrera de la jornada, López, quien largó décimo, remontó y finalizó cuarto. El ganador allí fue el húngaro Norbert Michelisz (Civic), seguido por el británico Rob Huff (Civic) y el portugués Monteiro (Civic), y Girolami resultó octavo.
A tres fechas del final de la temporada, aunque la FIA cancelará en la semana la carrera de Tailandia, López alcanzó los 319 puntos, seguido con 199 unidades por Monteiro y Muller, quienes ya no podrán quitarle el puesto de privilegio.
Sin perder tiempo, López probará hoy su auto de Fórmula E y se preparará para un nuevo desafío y objetivo, que comenzará el 9 de octubre en Hong Kong.
La próxima fecha del WTCC se correrá el 25 de septiembre en el Circuito Internacional de Shanghai, en China.

Declaraciones.
El cordobés aseguró ayer que el tercer título consecutivo que consiguió en el WTCC “es el más importante” porque finaliza “una aventura de tres años”.
“Este es el título más importante porque es el final de una aventura de tres años y por cómo fue el campeonato que se dio muy peleado. Terminarlo así me pone muy feliz”, le expresó el piloto argentino al equipo de Campeones, tras consagrarse ganador de la temporada.
Y agregó: “Estoy muy emocionado y le mando un saludo muy grande a toda mi familia y al equipo, que hizo un tremendo trabajo en estos tres años”.
López comentó además la maniobra que hizo sobre el final de la carrera para dejarle la victoria a su compañero de equipo, el francés Yvan Muller. “Fue una manera de decirle gracias a Yvan (Muller) por todo lo que se tuvo que bancar. Es un gran campeón”, afirmó. (DyN)

Compartir