Polémica por Alario

EL GOLEADOR DE RIVER AL LEVERKUSEN

Lucas Alario se realizó ayer la revisión médica bajo la supervisión de los médicos del Bayer Leverkusen, que llegaron ayer a Argentina para cerrar el fichaje del delantero de River. Los alemanes avanzaron a paso firme para pagar los 24 millones de euros, con impuestos incluidos, para fichar al jugador oriundo de Tostado (Santa Fe).
La operación se cerraría hoy a pesar de que desde la dirigencia de River manifestaron su malestar porque no estaba autorizado a realizarse ninguna revisión médica e incluso no descartaron intimar legalmente al jugador y a su representante, Pedro Aldave.
Alario, por la tarde, se entrenó junto al plantel de River, aunque todo indica que firmará un contrato por cinco años con el club alemán una vez que resuelva su salida de la institución, algo que parece inevitable. Con este escenario, se espera que en las próximas horas el futbolista notifique al Millonario que ejecuta su salida.
Según trascendió, como los alemanes no están dispuestos a pagar el total de la operación, Colón aceptó resignar dinero para facilitar el pase. Bayer abonará los 24 millones de euros correspondientes, pero Colón le reembolsará cerca de tres, para facilitar que la operación se realice.
Colón es dueño del 40 por ciento de Alario y en junio del año próximo River tenía una opción para adquirirlo en tan sólo 1.600.000 dólares. Por eso, ahora aceptó resignar algo de los 7.200.000 euros que le corresponderían por la operación y quedarse con 4 millones de esa moneda.
Mientras tanto, River responsabilizó al equipo alemán el haber “infringido las normas de ética y buena fe, y especialmente la Reglamentación de la FIFA, toda vez que esta actitud debe interpretarse claramente como inducción a la ruptura contractual, sin haber procedido mínimamente a dar aviso a nuestra entidad solicitando la pertinente autorización”.