Inicio Deportes Puerta cerrada en La Pampa

Puerta cerrada en La Pampa

POLEMICA IDEA DE MUDAR EL FUTBOL A PROVINCIAS DEL INTERIOR

El ministro de Turismo y Deporte de la Nación, Matías Lammens, manifestó el domingo que no sería «una locura» mudar el fútbol profesional a una provincia con pocos casos o sin circulación de coronavirus y, pese a que la idea tuvo una amplia repercusión en todo el país, las chances de concretarse serían prácticamente nulas por diferentes causas.
«Es una decisión que no depende de nosotros. En ese caso habría que testear a todos los que van», explicó el funcionario en declaraciones al canal América, y en ese mismo momento comenzó a minar la posibilidad de que la iniciativa se concrete, porque se trataría de una empresa muy complicada para llevar a cabo en el aspecto logístico, y porque además muchas provincias están «cerradas» al ingreso de personas de otro lugar.
De acuerdo al Ministerio de Salud de la Nación, Formosa y Catamarca son las dos provincias que no han reportado casos positivos de coronavirus, en tanto que La Pampa -sólo presentó casos «importados»-, Jujuy, San Juan, San Luis, Santa Cruz y Chubut hace al menos 14 días que no tienen nuevos positivos.
¿Recibirían esas provincias al fútbol profesional? No. O al menos no la mayoría de ellas, entre las que se puede contar a La Pampa, donde descartaron esa posibilidad por diferentes factores, entre los que se destaca la decisión de no exponerse a que el virus sea importado de otras provincias.
Desde que comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, en La Pampa se han hecho muchos esfuerzos por impedir la circulación del virus, cerrando las fronteras para que solo puedan entrar aquellos que realizan servicios esenciales, y bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria. Y en ese contexto las puertas permanecerán cerradas para los futbolistas profesionales, que podrían transformarse en un «potencial peligro» al llegar desde lugares con alta circulación.
«En algunas ciudades y provincias donde no hay circulación, ni viajes, ni llegan nuevos visitantes, se empieza a plantear la posibilidad de que vuelvan las actividades bajo protocolos», deslizó Lammens como para abonar su polémica idea, sin tener en cuenta que en esos «protocolos» uno de los principales puntos hace mención a que no haya deportistas de otros lugares.
Más allá de eso, el otro gran impedimento para que el fútbol grande llegue a La Pampa es la falta de una infraestructura adecuada, lo que en su momento ha obstaculizado la posibilidad de que haya torneos de envergadura nacional, como la Copa Argentina o la visita de un seleccionado mayor.
Incluso desde la AFA no se tendría en cuenta a nuestra provincia, teniendo en cuenta que en otras jurisdiciones que están «libres» de coronavirus hay estadios que ya han albergado partidos de Primea División o de la misma Copa Argentina.
Quizás el único estadio pampeano en condiciones de ser sede hoy de un encuentro de Primera División sea el Coloso del Barrio Talleres de Ferro de General Pico, ya que está habilitado para el Torneo Federal «A», la tercera categoría del fútbol argentino en la que juega el Verde. Pero tampoco abrirá sus puertas, al menos en esta oportunidad.