“Que se cumpla con el reglamento”

BOCA ACLARO QUE "FUE A JUGAR EL PARTIDO PERO NO PUDO HACERLO DEBIDO A UN BRUTAL ATAQUE AL MICRO"

El club Boca aseguró ayer que el principal objetivo de su reclamo ante el Tribunal de Disciplina de la Conmebol es que “se cumpla debidamente con el reglamento de la competencia”, tras los violentos incidentes que se registraron en la llegada del equipo al estadio Monumental para la final de la Copa Libertadores ante River.
“Por estas horas, el principal objetivo de Boca Juniors es que se cumpla debidamente con el reglamento de la competencia, conocido por todos los clubes que disputan la Copa Libertadores de América”, señaló el club “xeneize” mediante un comunicado de prensa que difundió a través de las redes sociales.
El club aclaró que “es importante dejar en claro que Boca fue a jugar el partido de vuelta de la Copa Libertadores, pero no pudo hacerlo debido a un brutal ataque al micro del plantel”.
“Las víctimas de esta agresión fueron los jugadores y cuerpo técnico que se encontraban en el ómnibus de la delegación al momento que fue atacado cobardemente con piedras, proyectiles y gases”, afirmó.
El club de la Ribera informó en el comunicado que el martes realizó ante la Conmebol “una ampliación” de la presentación de lo sucedido el pasado sábado cuando el plantel llegaba al estadio de Núñez, en el que se describe “la situación de extrema gravedad sufrida, junto a un importante cantidad de documentos fílmicos que constatan que se recibieron agresiones en las inmediaciones del estadio Monumental”.
Boca también hizo referencia a los artículos del Reglamento Disciplinario de la Conmebol en el que se encuadran los hechos que se registraron en las inmediaciones del estadio, “considerando la gravedad de las conductas y el carácter de reincidente del club organizador del evento”.
“Por último la Comisión Directiva del Club Atlético Boca Juniors hace un llamado a todos sus socios e hinchas para evitar las confrontaciones y no responder a las provocaciones que pretenden desviar el foco del reclamo de nuestro club”, sentenció.

La opción de Doha.
Si no aparece una oferta superadora en lo económico, y el Tribunal de Disciplina no dispone otra cosa, la Conmebol oficializará en las próximas horas que la final de la Copa Libertadores se jugará el 8 de diciembre en Doha, Qatar.
Como Conmebol debe reembolsarle un dinero importante a River debido a la venta de tickets equivalente a cerca de 2.500.000 dólares, ese país es el de mayor poderío monetario tiene.
Además, el “Millonario” percibirá el costo de los dos operativos policiales, aunque el del domingo es menos costoso, debido a que fueron menos horas de presencia policial ya que alrededor de las 14 se decidió posponer el partido.
Siempre y cuando el Tribunal de Disciplina no decida darle por perdida la revancha a River y que el ganador sea Boca o que se juegue a puertas cerradas, todos los caminos parecen conducir a que la Conmebol se incline por Doha con parcialidad de ambas hinchadas.
La Copa Libertadores, el torneo más prestigioso a nivel de clubes de Sudamérica, se mudará de Buenos Aires a una ciudad que queda fuera del continente y a nada menos que 13.306 kilómetros.
Más allá de que Conmebol entiende que en Argentina no hay garantías de seguridad, otros países sudamericanos no llegan a pagar el dinero que le proporciona Qatar.
La opción B, por ahora, es jugar el domingo 9 en Asunción a puertas cerradas en el estadio Defensores del Chaco, siempre y cuando el Tribunal de Disciplina decida que se juegue y de esa manera.

D’Onofrio le pidió a Angelici que Boca se presente a jugar
El presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, acusó ayer a su par de Boca Daniel Angelici de haber “faltado a su palabra” y no guardar respeto hacia “la Conmebol y su club”, en relación a la decisión de reclamar los puntos por la final de la Copa Libertadores de América, dos veces suspendida el último fin de semana.
El titular “millonario” también le solicitó al presidente de la Nación, Mauricio Macri, que convoque a los mandatarios, cuerpos técnicos y jugadores de ambos clubes para “demostrar al mundo” que Argentina está en condiciones de albergar la final que la Conmebol pretende llevar afuera del mismo.
En tanto, River presentó ayer su descargo en la Conmebol por los hechos de violencia que impidieron la realización del segundo encuentro final de la Copa Libertadores 2018 y desde el interior de la entidad con sede en la ciudad paraguaya de Luque surgió la información de que el partido finalmente se jugará en Doha, capital de Qatar, el próximo sábado 8 de diciembre.
No obstante, D’Onofrio le apuntó nuevamente a su par boquense, Daniel Angelici, y le pidió públicamente que deje de lado las presentaciones y juegue el partido.
“Está claro que no quieren jugar. No somos tan buenos, nos pueden ganar. Daniel (Angelici) dejá de presentar carillas y vení a jugar. No inventemos más, vos me diste tu palabra. No hagas caso a los que te están llevando a algo que no tenés que hacer. No inventes más nada”, lanzó D’Onofrio.
“No puedo creer que Daniel no haya tenido el respeto hacia el presidente de la Conmebol, hacia mí y hacia River cuando firmamos un papel para postergarlo. Nunca pensé que esa noche estaban escribiendo para pedir los puntos. Faltó a su palabra”, acusó.
El mandatario riverplatense también le respondió a Pablo Pérez, capitán de Boca Juniors, que había dicho que no podía volver a jugar en una cancha donde podría llegar a morir.
“Terminala y vení a jugar. Que tus jugadores no tengan miedo que nadie los va a matar si ganan. Es una pavada pedir los puntos ¿Qué son esas pavadas del TAS?”, insistió.
D’Onofrio volvió a desligar a River de la responsabilidad de la agresión al micro de Boca Juniors y aseguró que este episodio “no es comparable” al de la Copa Libertadores 2015. (NA)