Renunció Ricardo Gómez a la presidencia del club Belgrano

Ricardo Gómez presentó ayer la renuncia indeclinable a la presidencia del Club General Belgrano de Santa Rosa. El dirigente, que había asumido en marzo de 2017 en reemplazo de Horacio Rosales, decidió dar un paso al costado, por lo que el vicepresidente de la entidad de Villa Alonso, Pablo Dacal, se haría cargo de la conducción de la institución hasta tanto se normalice la situación, ya que la comisión directiva no reuniría el número suficiente para seguir al frente de la entidad. Si bien oficialmente no hubo ningún comunicado desde la entidad, la renuncia de Gómez habría sido por motivos personales.
El ahora ex presidente de Belgrano, que además es el es el Secretario General de la Federación de Obreros y Empleados de Correos y Telégrafos (Foecyt) seccional La Pampa, e integrante de la CGT, había estado envuelto el año pasado en un escándalo de trascendencia nacional, cuando un dirigente de Tiro Federal de Bahía Blanca denunció al dirigente por un intento de soborno. En aquel entonces, el Tricolor se jugaba la chance de permanecer en el Torneo Federal “B” de fútbol, aunque finalmente terminó descendiendo.
“Acá hay 50 lucas para que vayan al frente”, decía el ya famoso mensaje de whattsapp que le llegó a un dirigente de Tiro Federal, Fabián González, pidiéndole que le ganen a Deportivo Villalonga para que Belgrano se salve del descenso.
El número de la línea, expuesto en una denuncia que Tiro realizó ante el Consejo Federal (la incentivación está prohibida), coincidía con el del teléfono personal de Gómez, por lo que se desató un malestar generalizado en el mundo del fútbol nacional, que puso a Belgrano en el ojo de la tormenta.
Por aquellos días de noviembre de 2017, los socios del Tricolor se habían autoconvocado ante una supuesta renuncia de lo que quedaba de la comisión directiva, con el presidente incluido, hasta que el mismo dirigente ratificó que seguía. Y lo hizo también luego que el Consejo Federal archivará la denuncia contra Gómez.
“Se lo que es el club, lo conozco muy bien y se que más que nada hay que dedicarle tiempo y horas de esfuerzo”, había expresado antes de asumir en diálogo con LA CHUECA. Gómez, que fue protesorero en la gestión a cargo de con Martín Buss y tesorero cuando el presidente fue Ricardo Lucero, cerró ayer su etapa como presidente de Belgrano, luego de poco más de un año de gestión.