Inicio Deportes River fue muy superior y ganó, pero no le alcanzó

River fue muy superior y ganó, pero no le alcanzó

Con personalidad, orgullo y carácter, River Plate jugó anoche un gran partido en San Pablo ante Palmeiras y ganó 2-0, pero se quedó en las puertas de clasificar a la final de la Copa Libertadores debido a la ventaja que llevaban los brasileños de 3-0 de la ida.
El paraguayo Robert Rojas, quien en el segundo tiempo se fue expulsado, y el colombiano Rafael Santos Borré anotaron los goles de River, que hizo méritos para ganar por mayor amplitud, pero falló ante el arquero Weverton y además el VAR le invalidó bien una conquista a Gonzalo Montiel y un penal a Matías Suárez.
En consecuencia, Palmeiras, de pobre imagen, jugará la final del 30 de enero en el Maracaná ante Boca Juniors o Santos, que hoy definirán su llave.
Obligado por el resultado, River salió a tomar el protagonista del partido, a pesar de dejar espacios en su línea defensiva que Palmeiras buscó permanentemente aprovechar.
Antes de la media hora, y con el juego equilibrado, robó el chileno Díaz en tres cuartos, se animó y remató para que se luzca Weverton y la envíe al córner. De ese tiro de esquina enviado por el uruguayo De La Cruz, apareció el paraguayo Rojas para elevarse y cabecear para el 1-0.
De inmediato, River aprovechó el envión del gol y Suárez, con un nucazo, tras un centro de De La Cruz, casi marca el segundo.
El equipo argentino desnudó defensivamente al rival y a los 37, Weverton sacó un zapatazo de Suárez. Antes del descanso, el local siguió con problemas y se retiró lesionado su capitán, el defensor paraguayo Gustavo Gómez.
River fue claramente superior a Palmeiras y a los 43, Borré desvió una pelota en el área que no pudo conectar satisfactoriamente Suárez, y venció a Weverton para lograr el 2-0 y quedar a tiro de igualar la serie.

Con diez.
En el segundo tiempo, Montiel convirtió un golazo, luego de un centro desde la izquierda de Angileri, pero el árbitro Ostojich, a instancias del VAR, lo invalidó por un fuera de juego de Borré durante la gestación de la jugada.
River se tomó luego un respiro, pese a seguir dominando, y en 28 se quedó con diez hombres por la expulsión del paraguayo Rojas, quien sumó su segunda tarjeta amarilla.
Enseguida, Suárez hizo una gran jugada dentro del área ante Alan y terminó en el piso, provocando que el árbitro cobre penal. Pero, luego, al revisarla, corroboró que la infracción no había existido.
River siguió enfurecido y a los 39, Díaz ganó de cabeza, salvó abajo Weverton y en el rebote Borré la estrelló en el poste. En la última del partido, a Borré le cometieron penal, pero el árbitro al ver la jugada en el VAR lo invalidó por una posición ilícita.
Aplausos para River, por la entrega y demostración de grandeza que tuvo en Brasil, aunque esta vez se quedó sin la gran chance de luchar por un nuevo título. (Iam)