Inicio Deportes River ganó y apunta a la Libertadores

River ganó y apunta a la Libertadores

SUPERLIGA: SAN MARTIN DE TUCUMAN PERDIO CON LANUS Y QUEDO AL BORDE DEL DESCENSO

River Plate se impuso anoche por 4 a 2 sobre Newell’s Old Boys de Rosario, en el partido que disputaron en el estadio Monumental, correspondiente a la vigésima primera fecha de la Superliga.
Gonzalo Martínez Quarta, Matías Suárez y Cristian Ferreira, a los 3, 23 y 35 minutos, respectivamente, marcaron los goles del elenco «millonario», mientras que Alexis Rodríguez, a los 32 del mismo período, descontó para la «Lepra». En el complemento, a los 30 Ignacio Scocco logró el 4-1, de penal; mientras que Luis Leal descontó en el final.
El elenco que dirige Marcelo Gallardo, que tuvo varias bajas por lesiones, tuvo un primer tiempo contundente que le permitió sacar una ventaja tranquilizadora de cara al resto del encuentro, jugado ante muy buena cantidad de público en el Monumental.
Con este resultado, el Millonario se metió de lleno en la zona de clasificación a la Copa Libertadores de América, su objetivo en esta Superliga. Con 36 puntos, River alcanzó la línea de Atlético Tucumán, en el cuarto lugar de la tabla de posiciones, por lo que hoy estaría clasificando al principal torneo de América, aunque los tucumanos deben jugar el lunes contra Banfield.
El líder es Racing con 48 puntos; Defensa suma 45 y Boca 41 (los tres por ahora clasificando); mientras que River y Atlético quedaron compartiendo el cuarto lugar con 36.

Clásico empate.
San Martín de San Juan, dirigido por el pampeano Rubén Forestello, y Godoy Cruz, no supieron cómo vencerse y empataron 0 a 0 en un apenas discreto clásico cuyano, jugado en el estadio HIlario Sánchez de la capital sanjuanina, por la 21ra fecha de la Superliga. El encuentro estuvo media hora demorado en el inicio del segundo tiempo por un corte en el suministro eléctrico.
Por sus distintas necesidades, tanto San Martín de San Juan, apremiado por mejorar su promedio para alejarse de la zona del descenso, como Godoy Cruz, urgido por mejorar su presente y pugnar por la clasificación a la Copa Sudamericana 2020, se apostaron en el campo en busca de prevalecer en las acciones.
Por lo que el juego se tornó entretenido desde comienzo, aunque poco a poco pasó a tener la iniciativa el conjunto local, animado por su gente, generando varias llegadas con peligro hacia el arco adversario, pero sin la precisión requerida. Igualmente, ninguno supo romper el cerco rival y terminaron igualando sin goles.

Ganó Lanús.
Lanús, dirigido por el santarroseño Luis Zubeldía, venció anoche 2 a 1 y le dio casi un golpe de nocaut a San Martín de Tucumán, cuyo descenso a la B Nacional parece inminente cuando quedan cuatro fechas para finalizar el torneo de la Superliga.
José Sand y Lautaro Acosta, la interminable dupla ofensiva del conjunto «granate», marcaron los goles del ganador, mientras que Lucas Acevedo había igualado para los tucumanos en el arranque del segundo tiempo.
El debut de Ricardo Caruso Lombardi como técnico de San Martín no logró cambiar al equipo, que una vez más mostró las falencias conocidas: distracciones defensivas, falta de un generador de juego e ineficacia a la hora de convertir.
Con poco Lanús se las ingenió para sacar la ventaja y después se dedicó a cuidarla, especialmente en los últimos minutos cuando el local, empujado por su gente, fue en busca del empate y estuvo cerca pero no acertó en la definición.
Con un promedio de 0,857 San Martín ocupa el último lugar en la tabla de los promedios y el descenso parece cosa juzgada, ya que debe sacar al menos 10 puntos en las cuatro fechas que restan disputarse.

Iguales.
También ayer, Rosario Central y Belgrano empataron sin goles en un pobre encuentro jugado en el Gigante de Arroyito, en el que arquero visitante César Rigamonti se erigió en la figura porque salvó tres veces su arco.
El empate sin goles castigó parejo a dos equipos de un paupérrimo presente, mientras los hinchas locales aplaudieron a rabiar a su ídolo, el «Chaqueño» Herrera, cuando fue reemplazado, y después un grupo de plateístas se fue al palco oficial a insultar a los dirigentes, en el final de un partido caliente.