Inicio Deportes River no se presentará a jugar mañana ante Atlético Tucumán

River no se presentará a jugar mañana ante Atlético Tucumán

River Plate no se presentará a jugar mañana sábado ante Atlético Tucumán, por la primera fecha de la Copa de la Superliga, y cerrará el club «por tiempo indeterminado» a raíz de la pandemia de coronavirus, informó esta noche el club a través de un comunicado.

El encuentro con los tucumanos, el equipo que justamente le impidió la consagración en la reciente Superliga, estaba previsto para mañana en el Monumental a partir de las 17.45.

A través de un parte de prensa, el club consideró «que la competencia implica severos riesgos para la salud del plantel profesional y todos los involucrados en un partido oficial»; y citó el caso de su jugador de la Reserva Thomas Gutiérrez, quien presentó un cuadro compatible con la enfermedad «aunque el diagnóstico no se confirmó y evoluciona favorablemente».

La Copa de la Superliga comenzó esta noche con los partidos Gimnasia y Esgrima La Plata-Banfield y Patronato-San Lorenzo y la medida de River, a contramano de lo que había decidido la organización del certamen (jugar todos los encuentros a puertas cerradas), abre dos escenarios posibles.

El primero es que desde la AFA y la Superliga se defina sancionar a River con, en principio, la pérdida de puntos; la segunda es que, independientemente de lo que puedan resolver los otros clubes, se analice la posibilidad de suspender el certamen.

Lo cierto es que esta determinación del «millonario», en el marco de la pandemia de coronavirus, enrarece un poco más el clima del fútbol argentino luego de que los clubes decidieran disolver la Superliga y devolverle la organización de los torneos a la AFA.

El texto completo del comunicado de River es el siguiente:

«Siguiendo las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud y atentos a las distintas resoluciones del gobierno nacional y la Ciudad de Buenos Aires en relación con la pandemia de coronavirus (COVID-19), River Plate informa que el Club permanecerá cerrado en su totalidad a partir del sábado 14 de marzo por tiempo indeterminado.

«Con esta medida, el Club busca resguardar la salud de los socios, los empleados y las miles de personas que concurren diariamente a las distintas actividades que se realizan en la Institución.

«El Departamento de Recursos Humanos coordinará con su personal formas de trabajo en modalidad home office cuando esto sea posible y dará asueto a aquellos que no puedan cumplir sus tareas a distancia.

«En cuanto al fútbol profesional, el Club considera que la competencia implica severos riesgos para la salud del plantel profesional y todos los involucrados en un partido oficial.

«El hecho de que hoy uno de nuestros jugadores haya mostrado síntomas compatibles con coronavirus (COVID-19) confirma los riesgos advertidos y nos fuerza a tomar conciencia sobre las consecuencias antes mencionadas, más allá de que el diagnóstico no se haya confirmado y de que Thomas Gutiérrez esté evolucionando favorablemente.

«En vista de esto, River Plate ha decidido que, atendiendo a razones de fuerza mayor, no se presentará en el partido del próximo sábado 14 de marzo vs. Atlético Tucumán. La misma decisión regirá para las Divisiones Inferiores.

«Desde ya, agradecemos la comprensión y apelamos a la responsabilidad individual de todos y cada uno de nosotros».

La Superliga adelantó que lo sancionará

La Superliga respondió horas después a través de una nota firmada por Marcelo Tinelli (vicepresidente segundo en ejercicio de la presidencia tras la renuncia de Mariano Elizondo) en la que anticipó que «la actitud adoptada unilateralmente por un club (…) será pasible de sanciones. Los reglamentos rigen la competencia y todos los sectores deben subordinarse a ellos».

Para Tinelli, además, River no tiene argumentos que justifiquen su ausencia. «Las autoridades nos informaron que los partidos de fútbol podrían jugarse, tomando la prevención de hacerlo sin público, con el fin de evitar la eventual propagación del virus», sostuvo.

La Copa de la Superliga comenzó este viernes por la noche con los partidos Gimnasia y Esgrima La Plata-Banfield y Patronato-San Lorenzo y la medida de River, a contramano de lo que había decidido la organización del certamen (en efecto jugar todos los encuentros a puertas cerradas), abre otro escenario posible. (Télam)