Inicio Deportes River, un campeón por goleada

River, un campeón por goleada

River Plate aplastó anoche por 5-0 a Racing Club en Santiago del Estero y se quedó con la Supercopa Argentina, a la que llegó como campeón de la Copa Argentina 2019. La Academia participó como ganadora de la Superliga 2018/19.
Rafael Santos Borré, Julián Álvarez, Nicolás De La Cruz, Leonel Miranda en contra y Matías Suárez fueron los autores de los goles en este resontante triunfo.
El partido se disputó en el Estadio Madre de Ciudades, imponente escenario santiagueño que recibió su primer encuentro oficial, mientras espera para ser una de las sedes de la próxima Copa América Argentina-Colombia.
River se convirtió en el primer equipo en obtener dos veces este trofeo. La anterior fue en 2018, cuando venció nada menos que a Boca Juniors en Mendoza por 2-0. También había perdido frente a Huracán, en 2014, y contra Lanús, en 2016. Para Racing, en tanto, era la primera participación.
En el primer tiempo el marcador reflejó la leve superioridad que mostró el millonario en el juego, aunque los dos tuvieron sus chances. Al minuto de juego, Matías Rojas intentó sorprender, pero encontró una buena respuesta de Franco Armani.
Cuando los de Marcelo Gallardo se acomodaron en el campo y se metieron en el partido, hicieron la diferencia. A los 7 minutos, tras un contraataque comandado por Nicolás De La Cruz y una habilitación de Jorge Carrascal, Matías Suárez llegó exigido y definió por encima del travesaño.
Gabriel Arias, quien estuvo en duda hasta finalizado el calentamiento previo, se lució a los 22 sacando un disparo de De La Cruz que se le metía abajo, junto al poste izquierdo.
Finalmente, a los 30, llegó la ventaja para los de Nuñez. De La Cruz envió un tiro de esquina desde la derecha y Borré les ganó a todos en lo alto para abrir el marcador.
Las últimas dos de la etapa fueron para La Academia. A los 34, Armani desactivó un bombazo de Fabricio Domínguez y, a los 38, el palo derecho le negó el grito a Tomás Chancalay.

Goleada.
El segundo período navegaba sobre la intrascendencia, la comodidad de River y la impotencia de un Racing que sigue sin encontrar los caminos con Juan Antonio Pizzi, hasta que a los 23 se empezó a definir el partido.
Enzo Pérez peleó, gambeteó a tres en el mediocampo y tocó para el recientemente ingresado Álvarez, quien aumentó la ventaja.
Dos minutos más tarde, el que la peleó fue De La Cruz, quien fue a buscar tras un toque de Suárez y liquidó el pleito con una definición inapelable.
En una ráfaga, a los 27, tras una gran acción individual de Suárez, fue Miranda el que terminó de meter el balón en su propio arco para que el resultado ya fuera histórico y desestabilizante para el entrenador académico.
A los 35, Álvarez se divirtió con la defensa de Racing y tocó para Suárez ante la salida de Arias para que el cordobés pusiera el quinto en esta final histórica que le dio a Gallardo su duodécimo título como entrenador de River. (Iam)