Inicio Deportes "Salir a entrenar es mi trabajo"

«Salir a entrenar es mi trabajo»

ALFREDO AGUIRRE, EL MARATONISTA PAMPEANO QUE SE PONE A PUNTO

Todos los días de la semana, en la colectora de la avenida Presidente Perón, el maratonista santarroseño Alfredo Aguirre entrena con ritmo sostenido, sin permitirse que nadie lo distraiga. El «Galgo», apodo que se ganó con el tiempo, cumplió a rajatabla la cuarentena por la pandemia del coronavirus, y apenas el Gobierno de La Pampa anunció que se podía salir a correr fue uno de los primeros a los que se vio en acción.
«Me encuentro bien, enchufado. Esta es la primera semana que logro hacer 170 kilómetros en la semana. Estoy agarrando ritmo teniendo en cuenta que por la cuarentena perdí mucho estado físico», dijo Aguirre, quien entre 2017 y 2019 se impuso en las maratones de Tucumán, San Rafael y Bahía Blanca, respectivamente. Además fue subcampeón argentino e internacional en Rosario y Mendoza y subcampeón en A Pampa Traviesa en 2016.
El atleta explicó que una de las claves para encontrar su mejor estado es seguir una planificación, respetando los horarios. «Fui poco a poco sumando kilómetros. Algunos días hice 18 kilómetros y lo máximo fueron 28. Desde que nos dieron permiso, salgo a entrenar de lunes a lunes, no quiero perderme un día».
Aguirre contó que durante el aislamiento obligatorio siguió entrenando en su casa, con trabajo de pesas, en la colchoneta y la cama elástica, la que se usan en los gimnasios. «Trotaba un poco en el pequeño patio que tengo, y después seguía con ejercicios. Me las rebuscaba como podía».
Explicó que «el parate obligatorio» le terminó haciendo bien. «Desde el 2016 que sólo descansaba dos o tres días para fin de año. El descansar me ayudó a la cabeza, al físico. Antes de la cuarentena estaba sufriendo dolores de hueso, de rodillas. Ahora me siento mejor sicológicamente, el sábado pasado probé el ritmo de carrera y el cuerpo respondió bien.
Durante los días que pasó sin poder salir a entrenar, Aguirre siguió en contacto con colegadas de distintas partes. «Conversaba con atletas de la Agrupación Los Coroneles, a la que pertenezco, con los chicos que entreno y con varios rivales. El contacto que mantuve fue lindo para poder pasar el tiempo».

Esperando las carreras.
Aguirre confesó que cuando sale a entrenar lo hace pensando en el día que habiliten las carreras, para poder estar nuevamente en la línea de partida, dando lo mejor para subir al podio. «Hay maratones que no se suspendieron, como la de Tres Ciudades, que está programada para noviembre. Inclusive capaz que también para fin de año se pueda realizar A Pampa Traviesa. Tengo que estar preparado para cuando se vuelva a competir».
Para Aguirre salir a entrenar para encontrar su mejor nivel es su trabajo, su compromiso con los sponsors. «El estar parado tanto tiempo me complicó mucho, yo vivo de correr y soy un eterno agradecido de la gente me da una mano».
Sus objetivos para este año eran disputar alrededor de tres maratones y después se dedicaría a las media maratones y pruebas de medio fondo. «No podía seguir disputando tantas maratones como en años anteriores, el cuerpo necesitaba un descanso».
Con relación a las normas que tienen que respetar los atletas para evitar posibles contagios de coronavirus, Aguirre dijo: «Soy de tener cuidado, de no compartir el agua y de mantener la distancia social. No ando en grupo, y no es por renegado, sino porque me gusta andar solo, de no alterar mi ritmo».