miércoles, 27 octubre 2021
Inicio Deportes San Martín avanza a paso firme con socios y trabajos

San Martín avanza a paso firme con socios y trabajos

LA CANCHA DE FUTBOL 5 FUE CLAUSURADA OTRA VEZ

A un ritmo incesante avanza la incorporación de socios en el Club General San Martín, actividad que empezó el lunes en la sede de Alberdi y Dante Alighieri, con el reempadronamiento de más de 30 personas.
En ese lugar -carente hoy en día de electricidad y obviamente sin luz, por un sistema que aparece increíblemente inutilizado, sin contar con calefacción-, dos mujeres que colaboran y ante la presencia de Sandro Clérici, titular de la Comisión Normalizadora, llevaban a cabo ayer el registro de flamantes asociados en forma incesante.

Los primeros socios.
Una visita al lugar permitió conocer que el primer socio de esta nueva era es Jorge «El Gordo» Arias, otrora muy buen jugador de fútbol de la entidad (y también de los seleccionados de la Liga Cultural), y enseguida lo hicieron Horacio Zalabardo y Dora Amalia Kremer, su esposa. Arias y Zalabardo se reencontraron circunstancialmente mientras iban a hacer el trámite de asociarse y naturalmente se saludaron afectuosamente, porque cabe recordar que fueron compañeros durante varios años en el club. Ahora ellos son las tres primeras personas en revincularse a «La Villa».
El reempadronamiento continuará los lunes, miércoles y viernes de 15 a 17, y los martes, jueves y sábados de 10 a 12. Los nuevos socios abonarán una cuota mensual societaria de 200 pesos.

Trabajando duro.
Metros más allá se veía trabajar afanosamente -masa y cortafierro en mano- a uno de los impulsores de esta movida sanmartiniana y ex jugador de varios clubes de la ciudad, que no es otro que Marcelo «Cachete» Miranda, que lo hacía junto a Claudio Lecitra, quien fuera futbolista de San Martín. Con ganas, y hasta se diría con alegría, ponían el cuerpo en el trabajo para reconstruir unas instalaciones que están seriamente deterioradas.

Clausura del fútbol 5.
Cabe agregar que una actividad que hasta ahora continuaba en la sede es el alquiler de la cancha de fútbol 5, ubicada sobre calle Alberdi, porque la comisión anterior alquiló el gimnasio por un par de años. Pero ayer se veía clausurada mediante una faja colocada por la Municipalidad de Santa Rosa. Se le imputa falta de habilitación.
La pregunta que corresponde hacer es si no existen posibilidades -y facultades legales- para dar de baja un contrato firmado por una comisión -la que fue destituida por la Dirección de Personas Jurídicas de la provincia-, que comprometió los destinos de un club que se estaba cayendo a pedazos.
Otra, elemental es: ¿No sabía quien es el propietario de la cancha de fútbol 5 que tiene que tener habilitación municipal? No podría ignorarlo cuando ya, en anteriores oportunidades, le fue clausurado el lugar por la misma circunstancia. ¿Y entonces?