Inicio Deportes Santa Rosa Rugby avanza con su proyecto deportivo-familiar

Santa Rosa Rugby avanza con su proyecto deportivo-familiar

EL CLUB NECESITA EL LOTEO PARA COMENZAR LA MUDANZA

Santa Rosa Rugby (SRR) no se detiene. En medio de la pandemia de coronavirus que tiene a los clubes a maltraer, la joven institución pampeana avanza con su proyecto deportivo-familiar autosustentable de la casa propia: los socios compraron las tierras y donaron un porcentaje para el club, que ahora espera el loteo para levantar las nuevas instalaciones y realizar la mudanza definitiva desde el predio que hoy alquilan.
«No le vamos a pedir plata ni una donación al Estado, sino simplemente que nos habiliten el loteo y podamos cumplir con el proyecto autosustentable», aseguran desde SRR, y se golpean el pecho orgullosos de levantar su propio club con el esfuerzo y acuerdo de las familias que forman parte del mismo.
El ambicioso proyecto surgió hace un par de años, cuando 60 familias de socios decidieron comprar un predio de 34,6 hectáreas con el compromiso de donar el 30 por ciento (unas 11 hectáreas) para que el club levante sus instalaciones. En el resto de las tierras se levantará un barrio de casas particulares de los propios socios.
En los nuevos terrenos, ubicados en la zona norte de la ciudad (se llega por el Camino del Centenario) y cercanos al predio actual de SRR, ya se realizaron tareas de forestación y nivelación, especialmente de la zona donde se va a instalar una cancha de hockey con piso sintético.
El nuevo paso, necesario para comenzar a levantar las instalaciones y el trazado final de las canchas, es el loteo del predio, que buscarán habilitar en el corto plazo para mudar definitivamente al club.
Santa Rosa Rugby funciona desde hace más de una década en un predio alquilado, en el que han hecho muchísimas mejoras, incluyendo las canchas de rugby en las que La Margarita Pampeana hace las veces de local en los diferentes torneos locales, regionales o nacionales.
«El nuevo contrato de alquiler se vence a finales del año que viene (2021), por lo que nos sentaremos a hablar con las autoridades municipales para ver si se puede habilitar el loteo y así poder mudar el club al predio propio antes de esa fecha», explicaron ayer desde la institución santarroseña.
En ese sentido, destacaron que para desarrollar el proyecto no necesitan la provisión de servicios municipales, porque el plan incluye la colocación de biodigestores, entre otras instalaciones, con el objetivo de no complicar el sistema de cloacas o de agua de la ciudad.
«Lo que nos enorgullece es que se trata de un club, una Asociación Civil sin fines de lucro, que en lugar de ir a pedir plata se autosustentó», insistieron.
En la nueva propiedad tienen proyectadas dos canchas de rugby reglamentarias y una más para poder desarrollar los entrenamientos, además de la cancha de hockey sintético que ya tienen avanzada. En ese último espacio, que ya está nivelado, La Margarita Pampeana ya comenzará a entrenar con sus equipos de hockey.
Además de las canchas, el proyecto también incluye los vestuarios, baños, quincho y gimnasio, para trasladar definitivamente el club a su propia casa.

Una mano en la pandemia
Santa Rosa Rugby encabezó el mes pasado una movida solidaria a través del grupo de madres y padres de rugby y hockey, con el objetivo de ayudar a los deportistas del club que se vieron afectados indirectamente por la pandemia, como también a jugadores de la escuela Calfucurá. Recolectaron alimentos, ropa y electrodomésticos y fueron entregados a familias que los necesitaban. Además de los socios del club que pagan la cuota, SRR cuenta con deportistas “apadrinados” o “becados”, porque la intención es “que jueguen todos”.