Santero ganó en la última vuelta

TN EN TOAY

El mendocino Julián Santero, a bordo de un Ford Focus, se terminó quedando ayer con el triunfo de la clase 3 al superar en la última vuelta al puntano Fabricio Pezzini (Toyota Corolla), en la final de la octava fecha puntable del Campeonato Argentino de Turismo Nacional, que se disputó en el Autódromo Provincia de La Pampa, en Toay, ante un importante marco de público y una jornada con sol pleno.
El podio lo completó el entrerriano Mariano Werner (Fiat Tipo), quien trepó al primer lugar del ránking. El bonaerense Leonel Pernía, que había llegado como líder, abandonó la carrera por rotura de motor en la octava vuelta.
El espectáculo arrancó con las tres series, que tuvo como ganadores a Pezzini, Santero y Werner, respectivamente. Estas tres carreras fueron electrizante por las maniobras que se produjeron en cada una de ellas.
Santero se impuso en la final con un tiempo de 33 minutos, 54 segundos y 600 milésimas para completar las 23 vueltas al trazado de 4.148 metros, superando a Pezzini, a 0,156, y Werner. Los diez primeros puestos se completaron con Facundo Chapur (C4 Lounge), Jonatan Castellano (Toyota Corolla), Matías Muñoz Marchesi (Fiat Tipo), Adrián Percaz (Focus), Adrián Percaz (Ford Focus), Ernesto “Tito” Bessone (Toyota Corolla) y Jerónimo Teti (Chevrolet Cruze).
Con los puntos sumados ayer, Werner quedó primero en el certamen con 167 unidades, escoltado por Pernía, con 166, Santero, con 159.5, Chapur, con 157.5, y Pezzini, con 131.5.
La novena fecha del año se llevará a cabo el 16 de septiembre en Rosario.

Una maniobra milimétrica.
Santero se quedó con la victoria al superar a Pezzini en el último giro, en una maniobra que el ganador venía estudiando durante toda la carrera, y que supo aprovechar merced a su buen manejo.
Pezzini picó en punta, seguido por Santero, Boero y Werner, mientras que Jonatan Castellano lograba avanzar para prenderse en el lote que marcaba el rimo. Luego fue Chapur que también mostraba sus aspiraciones al trepar algunos puestos, mientras que Pezzini continuaba primero, delante de Santero, que en ningún momento lo dejó de presionar.
Promediando el sexto giro, Pezzini, Santero, Boero, Werner y Castellano se habían despegado del pelotón más de cinco segundos, y en la décima vuelta se produjo el abandono de Pernía.
La entrada del pace car, como era de esperar, achicó las diferencias, entonces la carrera recuperó algo de emoción, aunque Pezzini se mantuvo firme en el primer puesto, sin poder de despegarse de Santero.
Boero, que venía cumpliendo una buena labor, se pasó de largo, y Werner quedo tercero, seguido muy de cerca por Castellano. Chapur, por su parte, giraba en la quinta posición y sexto, Muñoz Marchesi.
El final fue emocionante, y se produjo la maniobra que muchos imaginaban: en el último giro, Santero aprovechó que el auto de Pezzini se movió a la salida de una curva, para meter la trompa de su Focus y lograr la primera victoria del año. El piloto que nació hace 24 años en Guaymallén, Mendoza, ahora se prendió de lleno en la lucha por la corona 2018.
Al llegar a la zona de boxes, Santero fue recibido por un equipo eufórico, que festejó durante un buen rato la hazaña. Al lado, el equipo de Pezzini trataba de calmar la amargura de Santero, que había perdido la carrera por muy poco.
Antes de realizar la nota para la televisión, Pezzini, en un gesto para destacar, se dirigió a Santero y lo felicitó por la maniobra.