Inicio Deportes Se cumplirá el sueño del entrenador Juan Lodeiro

Se cumplirá el sueño del entrenador Juan Lodeiro

LLEVARAN LAS CENIZAS DE UN VECINO PIQUENSE A TEMPERLEY

Juan Manuel Lodeiro, oriundo de la localidad de Temperley, falleció el mes pasado en General Pico, donde desde hacía más de una década que vivía con su madre. Sus familiares y un grupo de jóvenes mujeres que forman parte de «Las Ranquelitas» (equipo de fútbol que el entrenaba), viajarán en los próximos días a la localidad del sur del conourbano bonaerense, para cumplir con el deseo del hombre fallecido: esparcir sus cenizas en la cancha del «Gasolero».
El 15 de enero, el conocido vecino de esta ciudad, que padecía de una enfermedad respiratoria, fue hallado muerto en su domicilio del Barrio Este, frente a Plaza España. Su madre, Adriana Fontán, cuando llegó de trabajo, lo encontró ya sin vida. En el lugar se constituyó la policía y el fiscal Juan Pellegrino. Horas más tarde, las pericias de la Justicia determinaron que se había tratado de una muerte natural.
El próximo viernes 21 de febrero, un grupo de casi cuarenta personas, entre familiares de Lodeiro y el equipo de fútbol femenino que entrenaba, viajará a Temperley, pasarán el día en el club, y las mujeres jugarán un partido amistoso con su pares «celestes». Luego esparcirán sus cenizas en el estadio. Con motivo de costear este viaje, organizaron una rifa cuyo sorteo se hará el domingo al mediodía.

En su casa.
La mujer, compungida aún por la muerte de su hijo, manifestó que de esta manera se busca cumplir los dos sueños de Juan: «llevarlo a él y que pueda estar en su casa; y que Las Ranquelitas puedan jugar un partido con las chicas de Temperley».
El grupo, junto a otras personas que llegarán desde Córdoba, partirán el viernes 21 a la noche. Pasarán todo el día siguiente en el club, donde las mujeres jugarán un partido amistoso.
Natalia Campo, una de las referentes del equipo piquense, contó que la iniciativa de hacer una rifa (se sorteará un lechón, un pollo y una torta) surgió de manera paralela al proyecto del viaje.
«El tema de las rifas surgió cuando se decidió viajar. Mucha gente ayudó pero como no era suficiente la plata, organizamos una rifa. El quería llevarnos a conocer su lugar, y por eso viaja todo el equipo, más amigos de Juan y gente muy allegada a él. El equipo nuestro se formó hace muchos años, y con Juan estuvimos un corto tiempo, que sin embargo sirvió para que nos enseñara muchas cosas y para que nos uniera mucho más como grupo. Más que un entrenador, fue un amigo nuestro», manifestó.