Inicio Deportes Se retrasa el regreso del fútbol

Se retrasa el regreso del fútbol

LA LIGA PROFESIONAL PASARIA PARA MEDIADOS DE OCTUBRE

La flamante Liga Profesional de Fútbol (LPF), que en principio barajaba como fecha probable de comienzo el 25 de septiembre, pospondrá ese retorno a la actividad para próximo mes (posiblemente el 16 de octubre), de acuerdo con la evolución de la pandemia de coronavirus. La decisión sería comunicada hoy de manera oficial, luego de una evaluación general de la situación epidemiológica en todo el país.
«Estamos pendientes de una charla que debe mantener el presidente de AFA, Claudio Tapia, con el ministro de Salud, Ginés González García», anunció ayer el presidente de Argentinos Juniors, Christian Malaspina.
La decisión de poner una fecha para el comienzo de la primera Liga Profesional siempre está «ad referéndum» de lo que opinen, decidan y autoricen las autoridades sanitarias nacionales, y el aumento de contagiados de Covid-19 en todo el país hace que las fechas estimativas se vayan corriendo conforme pasa el tiempo.
Además, según analizaron fuentes afistas, varios planteles tienen contagiados en sus filas, tanto de primera división como del ascenso, ya que la Primera Nacional volvió a los entrenamientos mayoritariamente el pasado jueves, pero en algunos casos debieron suspenderlos ya al día siguiente por tener varios futbolistas afectados, como por ejemplo ocurrió con Brown de Adrogué.
En ese contexto, la fecha del 25 de septiembre ya aparece como un imposible y se trasladaría todo a octubre, posiblemente a partir del 16.

¿Y la Libertadores?
Mientras tanto, y a contramano de todo esto, impelidos por la decisión de la Conmebol de reanudar la Copa Libertadores, cinco equipos argentinos tratan de ponerse lo más en forma posible para volver a competir dentro de apenas 9 días, el 17 de septiembre, algunos de ellos, como Boca Juniors, con una gran cantidad de contagiados en su plantel.
De hecho, los demás equipos participantes en la Libertadores reanudarán en la tercera fecha de la fase de grupos la competencia el próximo martes, 15, y para seguir acelerando la vuelta a la actividad la propia Conmebol anunció anoche que los árbitros ya están viajando a las respectivas sedes de sus países limítrofes donde les tocará dirigir, para iniciar el aislamiento preventivo previo.
De todas maneras, y si la situación se agrava en Argentina, podría repercutir y afectar a los equipos que juegan la Libertadores (Boca, River Plate, Racing Club, Defensa y Justicia y Tigre), que no solamente deben recibir a rivales del exterior, sino que también deben visitarlos, con los naturales riesgos sanitarios que esto conlleva más allá de las «cápsulas (vuelos charter)» que lo sacarán del país y lo devolverán a él. Hasta el momento tienen el aval del Gobierno para viajar, pero no se descarta que ante la situación puede haber un cambio en ese sentido. (Télam)

Un regreso complicado
Los planteles de Primera División, más Tigre (por sus compromisos internacionales) volvieron a los entrenamientos a partir del 10 de agosto, bajo estricto protocolo, pero muchos tuvieron complicaciones con contagios, en algunos casos masivos. River y Boca implementaron «burbujas sanitarias», pero en el Millonario dio positivo un asistente (el entrenador de arqueros Adrián Olivieri), por lo que tuvieron que abrirla, y en el Xeneize se contagiaron alrededor de 20 futbolistas, por lo que la experiencia tampoco fue buena.