Inicio Deportes "Sólo pido que cumplan"

«Sólo pido que cumplan»

LUIS MUSA, EL EX CAMPEON PAMPEANO QUE ENSEÑA BOXEO POR PASION

Luis Musa (61 años) da clases de boxeo de lunes a viernes en el club El Fortín, cumpliendo con el protocolo que armó el Gobierno de La Pampa para prevenir el coronavirus. Asisten al gimnasio principal de dicha entidad jóvenes amateurs y personas que practican de forma recreativa.
Musa, un ex campeón pampeano liviano de boxeo que se retiró después de más de 80 peleas (40 en el amateurismo y alrededor de 40 en el profesionalismo) y vicepresidente de El Fortín, cumple religiosamente con su tarea desde hace siete años sin pedir nada a cambio, y lo único que les exige a sus alumnos y alumnas es cumplir con los entrenamientos y cuidarse».
«Yo no cobro un peso, doy clases porque me gusta, una forma de devolverle al boxeo lo que me dio», dijo el entrenador de 61 años, al tiempo que agregó: «Enseño lo que aprendí de (Ademar) «Chito» Teves y Vicente Espinosa, que como entrenadores fueron dos grandes».
Musa mira de reojo a sus alumnos y da algunas indicaciones mientras dialoga con LA CHUECA. Se siente orgulloso de poder «dar boxeo» en la entidad que fue escenario de históricos combates, cuando se llamaba club Fortín Roca.
-¿Cómo es enseñar boxeo en época de pandemia?
-Los chicos y chicas vienen porque necesitan hacer algo, salir de sus casas. Pasaron días sin hacer nada y hoy tienen la posibilidad de volver a practicar. La mayoría de mis alumnos y alumnas practican boxeo de forma recreativa. Los amateurs que tengo esperan poder volver a combatir, pero saben que deben esperar.
-¿Qué te llevó a abrir la escuela de boxeo?
-Un tiempo estuve retirado del boxeo, pero un día decidí abrir la escuela por pasión. Yo no cobro un peso, doy clases porque me gusta, una forma de devolverle al boxeo todo lo que me dio, como por ejemplo mi casa y mi empleo.
-¿Cuáles son tus principales consejos?
-A todos los chicos les pido que entrenen con responsabilidad y que se cuiden en todo sentido. Si bien me respetan, gracias a Dios, no es fácil que los boxeadores de hoy cumplan con todo. Yo sigo insistiendo porque me gusta que los chicos aprendan bien, que suban al ring lo mejor preparados posibles.
-¿Qué significa entrenar en El Fortín?
-En este club entrenaba en mi juventud y llegué a combatir. El Fortín es sinónimo de boxeo, y hay que recordarlo siempre. Venir al club, esperar a los chicos me hace feliz. A veces mi esposa me dice que dejo de hacer cosas en casa por venir acá, pero esto también me hace feliz.
Musa indicó que desde hace años el boxeo no transita por su mejor momento. Opinó que la clave para mejorar es realizar combates, «porque es la forma que los púgiles se entusiasmen y puedan mejorar».
Aseguró que desde que abrió la escuela nunca se le cruzó sacarle plata a los boxeadores. «No me va pensar en tener éxito con un boxeador para sacarle plata. No me gusta eso.

El título que no logró.
El ex guerrero del ring, porque así muchos recuerdan a Musa, se ganó un lugar respetable en el boxeo en la década del 80. Perdió por el título argentino ante el jujeño Jesús Eugenio Romero, quizás la frustración más grande de su carrera. «Mi hicieron viajar a Reconquista como cinco veces. Una vez estaba arriba del ring para combatir y se suspendió porque dijo que tenía fiebre».