“Somos rivales, no enemigos”

ANGELICI Y D'ONOFRIO EN LA PREVIA DEL SUPERCLASICO

Los presidentes de Boca y River, Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofro, respectivamente, coincidieron ayer en señalar que los tradicionales clubes cuyos equipos se enfrentarán el próximo domingo por la sexta fecha son “rivales, no enemigos”.
“No somos enemigos, sino que en estos 90 minutos circunstancialmente somos rivales”, indicó Angelici junto a D’Onofrio en un encuentro con la prensa que se realizó en la sede de la Superliga, en Puerto Madero.
A su vez, el titular del Millonario señaló que ellos, como presidentes, tienen “el enorme orgullo de poder vivirlo como dirigentes e hinchas”.
Tanto uno como otro le pidieron a los hinchas “que disfruten” el partido, que desde las 17.30 del domingo se disputará en La Bombonera.
“No hay nada más lindo que un Superclásico, un Boca-River, un River-Boca”, dijo el titular “xeneize”, y como en esta ocasión su equipo será local, hizo un llamamiento a la hinchada. “Nos toca ser locales en La Bombonera. La rivalidad dura 90 minutos, es un juego hermoso, ese el mensaje, no somos enemigos. Mucha gente quiere venir a ver este clásico reconocido en el mundo. Decirles a los hinchas de Boca que disfruten, lleguen en familia y en paz, y retirarnos de la misma manera, no importa el resultado”, sentenció.
En tanto, D’Onofrio agregó que la “misión, como muy bien dijo Daniel, es manifestar que esto es un juego, con mucha pasión y mucha historia”.
El presidente riverplatense calificó al Superclásico como “un juego con pasión”, y agregó: “Somos rivales y jugamos a ganar, uno se va feliz y otro triste, pero no pasa de eso, de la broma del lunes. No somos enemigos, somos rivales. Eso tienen que entender todos”.
“Tenemos la suerte de tener este partido, que podemos disfrutarlo. Me sumo a Daniel, que sea en familia, hoy le toca a los de Boca, disfruten y háganlo de una manera pacífica, canten y griten como saben hacerlo”, cerró D’Onofrio.

El árbitro.
Fernando Rapallini y Mauro Vigliano son los candidatos a dirigir el Superclásico que jugarán Boca y River, y el designado se definirá en un sorteo hoy. Además, los líneas serán los mundialistas Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti, al tiempo que habrá un árbitro adicional atrás de cada arco.
Néstor Pitana era uno de los principales candidatos a dirigir el partido como una especie de premio por el buen Mundial que tuvo en Rusia, pero una tendinitis aquileana lo dejó fuera del partido.
Además, Patricio Loustau estaba entre los que podían ir a sorteo, pero las autoridades terminaron inclinándose por otros dos con mucha menos experiencia que él, aunque también internacionales. (NA)