Suecia vuelve a los cuartos

SUIZA HIZO POCO Y QUEDO ELIMINADA DEL MUNDIAL DE RUSIA

Un solitario tanto de Emil Forsberg en el complemento dio el pase a cuartos de final del Mundial de Rusia 2018 a Suecia, que derrotó por 1-0 a una selección de Suiza que no mereció empatar. Así, tras su triunfo en San Petersburgo, los suecos se enfrentarán el sábado en busca de las semifinales a Inglaterra, que superó por penales a Colombia en el otro encuentro de la jornada.
El equipo escandinavo no había alcanzado los cuartos de final desde que lograra la tercera plaza en Estados Unidos 94, después de una época dorada en la década de los treinta (cuarto en Francia 1938) y cincuenta (tercero en Brasil 1950 y segundo en Suecia 1958).
Suiza, por su parte, continúa con su maldición en los partidos de eliminación directa de los grandes torneos, donde no ha logrado nunca salir victoriosa en ninguno de ellos.
El duelo entre dos de los octavofinalistas más sorprendentes del Mundial se lo llevó merecidamente Suecia, que contó con las mejores ocasiones de gol del partido, pese a que la posesión de la pelota (un 64%) fue para los suizos.

Merecido.
En un partido disputado con cautela desde los primeros compases, los suecos echaron mano de la fórmula que mejor le ha funcionado hasta el momento: replegarse, defender con solidez y golpear a la contra. Suiza, por lo tanto, ha sido el equipo más activo sobre el terreno de juego cuando ha tenido el balón. Sin embargo, el planteamiento reactivo del conjunto de Janne Andersson ha resultado más fértil. De las poquísimas ocasiones creadas, las mejores han pertenecido a los suecos.
En una especie de guerra de desgaste, conforme avanzaba el cronómetro empezaron a vislumbrarse destellos de posibles momentos desequilibrantes, pero tanto las malas definiciones de unos como la buena suerte de otros los han empañado. Precisamente fue la fortuna la que se encargó de decidir al ganador.
Hasta ahora, Emil Forsberg no había estado a la altura de la etiqueta de gran estrella que le colgaron de camino a esta fase final. Ayer, sin embargo, tras recibir el balón al borde del área, ha metido a los suyos en cuartos de final con un remate que, desviado por Manuel Akanji, se coló en el arco.
Con el marcador en contra, Suiza trató de estirarse un poco en busca del empate, haciendo ingresar a dos delanteros (Seferovic y Embolo) por dos centrocampistas (Zuber y Dzemaili).
Akanji estuvo cerca de igualar con un cabezazo que salvó Forsberg, y en el descuento lo intentó Seferovic, con un remate que atajó Robin Olsen. Pero los argumentos exhibidos por Suiza se quedaron muy cortos como para aspirar a jugar unos cuartos de final de un Mundial.
De esta manera, Suecia, que llegó al Mundial tras eliminar sorprendentemente a Italia en el repechaje europeo, tratará de ganar en cuartos de final y meterse entre los cuatro primeros por quinta vez en su historia.