Inicio Deportes Suspendieron la búsqueda

Suspendieron la búsqueda

DESESPERADO PEDIDO DE LA FAMILIA DE EMILIANO SALA

Después de nueve horas de trabajo, la policía de la isla británica de Guernsey confirmó la suspensión del segundo día de búsqueda, sin rastros aún del avión que se perdió el pasado lunes con Emiliano Sala y el piloto a bordo, en aguas británicas del Canal de la Mancha.
Previamente, la familia de Emiliano se expresó por primera vez públicamente y pidió que la búsqueda sea «hasta las últimas consecuencias».
Martín Molteni, amigo de Emiliano, ofició de portavoz de la familia en una rueda de prensa que se realizó en el club San Martín de la localidad santafesina de Progreso. El amigo del delantero argentino, junto con Horacio y Darío, padre y hermano, respectivamente, manifestaron la intención de que la búsqueda sea «hasta encontrar a Emiliano y al avión».
El último parte de la policía de Guernsey, no obstante, puso en duda la continuidad de la búsqueda e informó que la decisión se tomará hoy temprano.
Para ese entonces ya estará en la zona del Canal de la Mancha la hermana de Emiliano Sala, Romina, quien viajó junto con su esposo y una amiga para seguir de cerca la operación.
La segunda jornada de búsqueda no arrojó mayores novedades aunque las autoridades locales revelaron las cuatro hipótesis que se manejan. La primera es que el avión aterrizó en otro lugar pero aún no hicieron contacto; la segunda, que buscaron descender sobre el agua (amerizaje) y fueron recogidos por un barco; la tercera, que amerizaron y están a bordo de un bote salvavidas; y la cuarta, que el avión se estrelló y se hundió en el mar.
El mismo informe indica que la prioridad de búsqueda está centrada en la posibilidad del bote salvavidas.
Por otro lado, trascendió que el avión tuvo problemas para despegar de Nantes, Francia, con rumbo a Cardiff, Gales, según indicó el propio jugador a algunos de sus compañeros en mensajes enviados desde su teléfono móvil.
El diario «Ouest France» publicó ayer que Sala envió varios mensajes a su compañero del club Nantes, Nicolas Pallois, quien lo había llevado hasta el aeropuerto. Allí le indicaba que el avión había intentado despegar «tres o cinco veces» antes de lograrlo.
Durante una comida que compartió con sus antiguos compañeros de Nantes, Sala también bromeó con el estado en que se encontraba el aeroplano. Sala había utilizado en tres Aocasiones el avión, un Piper PA-46 «Malibú», matriculado en Estados Unidos.
El diario señaló que tres personas pasaron el control de embarque, pero que una de ellas, el experimentado piloto Dave Henderson, se quedó en tierra por motivos que se desconocen.
Luego, se confirmó oficialmente que el piloto que abordó el avión es David Ibbotson, de 60 años. Este «experimentado» piloto, según lo calificaron en su entorno, tomó los mandos del aparato y pidió al control aéreo bajar de altura poco antes de que se perdiera la señal de radio, lo que puede indicar que encontró problemas con el hielo.
David Barker, responsable de las operaciones de investigación en Guernsey, aseguró al diario francés L’Equipe que no se «rendirá» y que utilizarán «todos los medios posibles «para rescatar a Emiliano Sala y al piloto».
Sala, de 28 años, fue transferido del Nantes al Cardiff, que compite en la Premier League inglesa, en 17 millones de euros, tras un 2018 brillante en el club francés, donde marcó doce tantos.

Dalman.
El presidente de club Cardiff City, Mehmet Dalman negó ayer haber organizado el vuelo que trasladaba al futbolista argentino Emiliano Sala de Nantes a Gales, con el cual se perdió contacto en el Canal la Mancha, y que le ofrecieron al jugador realizar el viaje en un vuelo comercial.
«Puedo decirles categóricamente que el avión no tuvo nada que ver con Cardiff City. No estábamos involucrados en la reserva del avión. De hecho, estamos tratando de determinar exactamente qué sucedió. El club está investigando el asunto y también queremos encontrar respuestas», indicó Dalman al diario WalesOnline .
El dirigente le ofreció a Sala llegar a Cardiff en un vuelo comercial, pero el futbolista optó por no hacerlo por ese medio.
«Hablamos con Sala y le preguntamos si quería que hiciéramos los arreglos para su vuelo, en uno comercial, sin dudas. No puedo decirle quién organizó el vuelo porque no lo sé en esta etapa, pero ciertamente no fuimos nosostros», dijo Dalman. (Télam)