Tan simple como “entrenar juntos”

JONATHAN FENSEL Y BRIAN RAMIREZ EXPLICAN EL BUEN MOMENTO DE ATLETICO SANTA ROSA

Atlético Santa Rosa sufrió mucho en los últimos años. Más allá de las complicaciones institucionales -que se fueron solucionando poco a poco-, en las últimas temporadas el padecimiento se trasladó directamente a lo futbolístico y el equipo debió jugar dos promociones para mantenerse en la Primera División de la Liga Cultural, mientras veía cómo muchos jugadores del club terminaban reforzando otros planteles.
Hoy, en cambio, el Albo parece vivir un momento soñado si se lo compara con los trastornos de hace pocos meses. El regreso de Alberto “Tito” Mansilla (entrenador) y Daniel Petrucci (director deportivo), dos figuras que supieron brillar con esa camiseta en sus tiempos de futbolistas, marcó el camino. Y en la misma senda se encolumnaron muchos jóvenes que regresaron al lugar donde crecieron, para aportar lo suyo con el objetivo de que Santa Rosa vuelva a pelear por cosas importantes.
¿El resultado? El Albo está en la lucha por los primeros lugares del Torneo Apertura de la Zona Norte con equipos como All Boys, actual tricampeón, Independiente de Doblas, subcampeón provincial en los últimos dos años, y General Belgrano, que sumó refuerzos de jerarquía de cara a este torneo.
“Ahora entrenamos juntos”, coincidieron Jonathan Fensel y Brian Ramírez, dos de las jóvenes figuras de este nuevo Atlético Santa Rosa, al intentar explicar el cambio radical que experimentó el equipo.
“Al poder entrenar todos los días con el grupo uno se siente mucho mejor, con más confianza y seguridad”, señaló Fensel, que el domingo le hizo honor a su apodo de “Ardillita” con sus incontenibles corridas por derecha del principio al final del partido que el Albo le ganó 4-0 como local al Deportivo Penales.
“En lo personal estoy mucho mejor físicamente que el año pasado (jugó en Deportivo Rivera), porque entreno todos los días y uno se siente muy bien con el grupo”, agregó Fensel, que debutó en Santa Rosa a los 16 años y que hoy, a los 21, parece ya un jugador de experiencia, entendiendo cuándo correr y cuándo parar, pero sin perder la explosión que lo destacó desde su aparición.
“Me siento muy bien, cómodo, y creo que si no aflojamos y seguimos entrenando así se nos van a dar las cosas como queremos”, añadió el “Ardillita”.

La mano del DT.
En el mismo sentido que Fensel se expresó Ramírez, autor de los dos primeros goles del Albo ante Penales, y quien también aseguró que el hecho de entrenar con el plantel completo (salvo los refuerzos que viajan desde Buenos Aires) es clave para que el equipo sea hoy una de las sensaciones del torneo.
“El año pasado no entrenábamos todos juntos y nos costaba porque no teníamos buen estado físico. Pero ahora trabajamos todos juntos y se nos hace más fácil, por lo físico y por el funcionamiento”, comentó el delantero, al tiempo que destacó también la mano del entrenador Tito Mansilla. “Tito tiene mucha experiencia, nos da mucha confianza y tranquilidad, y por todo eso hoy estamos peleando arriba”, concluyó el goleador del campeonato.

Pereyra se fue de Riglos
El entrenador Adrián Pereyra dejó ayer de estar al frente del plantel superior de la Unión de Miguel Riglos, que está último en el Torneo Apertura de la Zona Norte en la Liga Cultural de fútbol. La “U” sumó apenas tres puntos en cinco partidos y perdió en sus últimas cuatro presentaciones, lo que derivó en que el DT deje el cargo de común acuerdo con los dirigentes, quienes desde ayer están buscando al reemplazante. El domingo, Riglos cayó 3-1 como local ante Independiente de Doblas y en la próxima fecha visitará al puntero All Boys de Santa Rosa.