Tapia se hizo cargo de la decisión

EL PRESIDENTE DE LA AFA DIJO QUE "LAS AMENAZAS" SUFRIDAS "OBLIGARON" A SUSPENDER EL AMISTOSO

El presidente de la AFA, Claudio Tapia, señaló ayer que “las amenazas” sufridas en torno de la Selección argentina “obligaron” a que se tome la decisión de “suspender el amistoso” que el elenco nacional iba a jugar frente a Israel, el sábado.
“Lo vivido en las últimas 72 horas, las amenazas, nos obligaron a tomar la decisión de suspender el amistoso”, reveló Tapia, tras lo cual expresó: “Mi responsabilidad como presidente de AFA es bregar por la salud de la delegación”.
En una conferencia de prensa en la que no aceptó preguntas, Tapia señaló: “Queremos pedirle disculpas a los argentinos que viven en la comunidad israelí y a los israelíes que habían sacado las entradas para ver el partido”.
“También pedirle disculpas a los chicos que iban a ser parte de las acciones que se iban a llevar a cabo como un aporte hacia la paz, chicos de diferentes religiones y que era un mensaje claro que el fútbol no es más que un deporte universal que trasciende fronteras y que no tiene nada que ver con la violencia”, aseveró.
Además, Tapia opinó que “el fútbol trasciende fronteras y es un deporte que no tiene nada que ver con la violencia” y reflexionó sobre el conflicto entre Israel y Palestina: “Los que piensan y nos tratan de ignorantes nos subestiman. Estamos ante una realidad que se da hace 70 años”.
Por último, “Chiqui” se esperanzó con que esta suspensión “se tome como un aporte a la paz mundial”.
Según supo NA, el presidente de la AFA decidió junto a su grupo de trabajo no aceptar preguntas debido a que sabía que iba a tener que responder sobre la decisión política sobre ese partido, que había sido impulsado por los gobiernos de ambos países.
Más allá de que Tapia se hizo cargo de haber tomado de manera personal la decisión, mucho tuvo que ver que el plantel, liderado por Lionel Messi, se puso firme para no disputar el encuentro.

“Agradecimiento”.
Las repercusiones luego de la suspensión del amistoso entre Israel y Argentina en Jerusalén continuaron ayer en Barcelona, lugar de concentración albiceleste, donde un grupo activista de Palestina “agradeció” la decisión de ponerse “del lado correcto de la historia”.
En la puerta del hotel “Reina Sofía”, el grupo activista “Basta de complicidad con Israel”, que había organizado la protesta del martes donde se mostraron camisetas de la Selección ensangrentadas, armó una concentración para agradecer la cancelación del encuentro.
“Les avisamos de que si viajaban a Israel contribuirían a su lavado de imagen: se han puesto en el lado correcto de la historia”, afirmaron en un manifiesto leído por un portavoz de la veintena de activistas concentrados, según consignó la agencia AFP.
En el suelo colocaron símbolos propalestinas y en contra de Israel, así como una camiseta argentina con la frase “gracias por poneros en el lado correcto de la historia” y pancartas con el lema “FIFA toma nota” o “Muéstrale la tarjeta roja a Israel”.

Entrenamiento.
El delantero de Boca Cristian Pavón no pudo entrenarse ayer con el plantel de la Selección argentina por sufrir “un cuadro de faringo-amigdalitis”, conocido comúnmente como anginas.
Así lo informó la AFA a través de la cuenta @Argentina en la red social Twitter y se aguarda que se recupera para regresar a las prácticas en la jornada de hoy.
En tanto, el resto de los futbolistas se entrenaron en la ciudad deportiva del Barcelona bajo las órdenes del técnico Jorge Sampaoli, quien dispuso un ensayo de fútbol ante el seleccionado Sub 20.
Tras la cancelación del amistoso ante Israel, Sampaoli probó un equipo que estuvo integrado por: Nahuel Guzmán; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Manuel Lanzini, Lucas Biglia, Maximiliano Meza; Lionel Messi, Sergio Agüero y Ángel Di María.
El arquero del elenco fue Guzmán mientras que Wilfredo Caballero atajó para el conjunto Sub 20 y sería el que arrancaría como titular en el próximo Mundial.

“Si soy Messi, me asustaría”
El secretario de Deportes de la Nación, el pampeano Carlos Mac Allister, afirmó ayer que el Gobierno advirtió a la AFA sobre los potenciales problemas que podían suscitarse al disputar un amistoso con Israel, pero la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) le respondió que el encuentro “se iba a realizar de todas maneras”.
Para el funcionario, los dirigentes de la AFA “pensaron que no iba a tener repercusión”, pero “cuando llegaron allá” se encontraron con las “manifestaciones”.
“Si yo soy (Lionel) Messi y veo camisetas ensangrentadas, si un grupo lo amenaza con un atentado durante el Mundial, también me asustaría”, remarcó Mac Allister.
Al despegar al Gobierno de la decisión de jugar un amistoso en Israel, el secretario indicó: “Lo primero que hay que hacer es pensar el origen de esto, la AFA firma un partido para jugarse en Haifa por un dinero importante, cuando cambia la ciudad (a Jerusalén) empiezan los problemas, nosotros detectamos esos problemas a través de Cancillería. Cancillería se comunica con nosotros y nosotros hablamos con la AFA para contarle nuestra preocupación y diciéndole que hay que tomar recaudos para que no haya ningún problema”.
En declaraciones a radio La Red, Mac Allister sostuvo que le explicaron a la AFA que había “reclamos de distintos lugares” para que el partido no se disputara.

DAIA: “El miedo puede vencer”
El presidente de la DAIA, Alberto Indij, le envió ayer una carta al presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, en la que consideró que la suspensión del amistoso entre Argentina e Israel fue “una capitulación” y advirtió que esa situación “ha demostrado a todo el mundo que el miedo puede vencer”, se informó ayer. En una dura misiva, el titular de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas advirtió que la decisión de no jugar el partido “ha debilitado” a la Nación.