“Tenemos toda la confianza”

AGRARIO ARGENTINO SE JUEGA EL ASCENSO EN LA LIGA PAMPEANA

“Nos estamos preparando de la mejor manera y el objetivo nuestro es dar la vuelta en la cancha de Pico FBC”, resumió Mariano Scrimaglia, el técnico de Agrario Argentino de Parera, que el domingo disputará la final por el campeonato y el ascenso a Primera División de la Liga Pampeana de fútbol en el estadio Olímpico del Decano piquense.
Tras el empate 0 a 0 de local frente a Pico FBC en la primera final, el técnico del Rojo de Parera aseguró que su equipo fue un poco más: “Tuvimos un partido muy duro el sábado pasado, pero de las chances que hubo, las mejores las tuvimos nosotros y no pudimos convertir”.
“Ahora -continuó- tenemos que ir a afrontar el partido que viene con las mismas ganas y mentalidad que lo hicimos el sábado. Sabemos que el rival es duro, pero para ellos también va a ser un partido complicado. Nos estamos preparando de la mejor manera, viendo que no haya lesionados y que tengamos todo el equipo en condiciones para jugar el partido más difícil del año en la cancha de Pico FBC”.
Por otra parte, el técnico de Agrario destacó la paridad entre ambos finalistas y, aunque recordó que el perdedor tendrá la Promoción como segunda oportunidad, ellos buscarán cerrar el ascenso este domingo. “Son dos equipos muy parejos, con sus individualidades, y creo que en la primera final fuimos un poquito superiores. Confío mucho en todo lo que hicimos durante el año y espero coronarlo con el campeonato y el ascenso directo. De cualquier manera, el que pierde este partido tiene una chance más de poder ascender a la ‘A’, pero el objetivo nuestro es dar la vuelta el domingo en la cancha de Pico FBC”, indicó.

Equipo del pueblo.
Además, Scrimaglia destacó el logro del equipo, que conjuga la experiencia de algunos con la juventud de otros, en su mayoría de la localidad. “El grupo está formado por muchos jóvenes que estaban jugando en divisiones inferiores y por jugadores que estaban jugando para otros clubes de la zona”, comentó. Y agregó: “Es doble la alegría porque en mayor medida el equipo está integrado por jugadores del pueblo, sumado a un arquero de jerarquía como es Raúl Alomo, y en este último tiempo incorporamos también a Carlos Pérez, que es un joven de Buena Esperanza”.
“Independientemente del resultado, que ojalá sea el ascenso y el campeonato, rescato que no todos los equipos se pueden dar el lujo de jugar con jugadores locales y estar disputando una final”, insistió el entrenador, que ya dirigió al Rojo en la máxima categoría, luego del ascenso de 2006. “Jugamos todo el 2007 en la ‘A’, hicimos un año bárbaro porque salimos segundos en la tabla general y eso nos permitió jugar el Provincial de ese año. Y en el 2008 coincidió que yo me fui a dirigir a Vértiz y se renunció a la plaza de la A”, recordó.

Con confianza.
Finalmente, Scrimaglia se refirió a la importancia del acompañamiento de la gente del club y destacó la confianza en lograr el objetivo. “La experiencia de jugadores ganadores como Lucas Canciani, Raúl Alomo y Hernán González, y la juventud del resto, con hambre de gloria, va a permitir que hagamos un buen partido. Por eso le pedimos un último esfuerzo a la gente de Parera, para que nos acompañe y, más allá del resultado, esperemos que sea una fiesta que es lo que se merecen los jugadores y la gente del club”, señaló.
“Sabemos que el favorito a priori es Pico FBC, pero nosotros estamos muy bien, tenemos toda la confianza para el domingo y estamos convencidos que podemos ganar la final. Hemos trabajado mucho durante todo el año y nos tenemos toda la confianza”, concluyó.