Inicio Deportes "Tiro algunos bochazos en el campo"

«Tiro algunos bochazos en el campo»

LUCAS HECKER, EL CAMPEON DE ZERVIN QUE EXTRAÑA COMPETIR

Antes de decretarse la cuarentena por la pandemia del coronavirus, el castense Lucas Hecker había comenzado a entrenar pensando en otro intenso año en zervin, la especialidad de las bochas que lo llevó a sobresalir a nivel nacional y ganar medallas en torneos Panamericanos y Mundiales,.
Hecker tiene 22 años. Desde los seis juega a las bochas tradicional, hasta que a los 15, en un certamen nacional fue convocado para entrenar con un pre equipo argentino de zervin, en donde terminó ganándose un lugar y de esa manera iniciar un camino de éxitos internacionales.
Ayer, en medio de la cuarentena, Hecker explicó que en su casa hace algunos ejercicios y que cuando va a trabajar al campo aprovecha para practicar. «Tiro algunos bochazos en el campo, como para hacer algo. No es lo mismo que entrenar en una cancha de zervin. Y cuando tengo que sacar los animales lo hago corriendo porque es una forma de estar en movimiento».
Hecker dijo que se viven tiempos complicados por el coronavirus. «Sólo espero que esto pase pronto, que se pueda salir de la cuarentena. En mi caso extraño jugar a las bochas, poder entrenar con normalidad y competir».
-¿Durantes estos días has tenido contacto con jugadores?
-Nos hablamos, conversamos sobre lo que está pasando. Creemos que la mayoría de los torneos previstos para este año se van a suspender. No creo que se puedan hacer los argentinos. Lo mismo pasará en los torneos internacionales. Al igual que yo, los jugadores extrañan disputar torneos, en especial los de Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos, en donde están acostumbrados a jugar todos los fines de semana.
-¿Qué tenías planeado para este año?
-Tenía pensado jugar la Liga Pampeana, los torneos nacionales y esperar a ser convocado al seleccionado argentino, como desde hace alrededor de siete años. .
-¿Tenías posibilidades de ir a otro Mundial?
-Seguro que me iba a ganar un lugar en el equipo argentino para el Mundial de zervin, que se iba a realizar en Francia o Italia, para la categoría Sub 23.
-¿Cómo se arma el equipo argentino de zervin?
-Siempre reúnen a los mejores 50 jugadores para entrenar y ser evaluados. Luego sacan a los mejores cinco o seis para armar el seleccionado nacional de zervin que disputa el Mundial.
-¿Qué es lo que más disfrutás de este deporte?
-Para mí lo más importante es integrar el seleccionado argentino. Cada vez que fui convocado rendí muy bien en los entrenamientos, y me gané un lugar en el equipo nacional. Viajar y ganar medallas siempre lo disfruté mucho, y lo quiero seguir haciendo.

Pasión por el zervin.
Hecker comenzó a jugar a las bochas a los seis años, pero recién a los 15 inició su camino en zervin. Fue en un campeonato argentino cuando los dirigentes y un entrenador lo convocaron para entrenar en esa especialidad.
-¿Qué significa jugar zervin?
-Para mí el zervin es más entretenido que otras especialidades que tienen las bochas. Es un juego rápido, con una bocha más chica y más pesada que la tradicional. La cancha es más larga. Es más emocionante.
El deportista pampeano ha obtenido alrededor de cuatro medallas de bronce y cuatro de plata en diferentes campeonatos mundiales de Francia, Italia, China, Turquía, Marruecos, entre otros. También se consagró campeón Panamericano en varias oportunidades y Argentino.
Su último desempeño destacado fue el año pasado cuando en el Mundial de Turquía alcanzó la medalla de plata en tiro progresivo.