Inicio Deportes "Todo el tiempo tengo ganas de jugar"

«Todo el tiempo tengo ganas de jugar»

ANGELES CUETO PROYECTA INSERTARSE EN EL CIRCUITO PROFESIONAL ARGENTINO

La piquense Angeles «Achi» Cueto, de 20 años de edad y radicada desde este año en Buenos Aires, tras una larga estadía en Estados Unidos, proyecta llegar a los circuitos profesionales del tenis argentino. En tiempos de coronavirus y de asilamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional, entrena en su departamento, donde hace ejercicios físicos y da golpes de raqueta sin pelota. Asegura que todos los días tiene ganas de jugar al tenis, aunque debe controlar la ansiedad de estar en una cancha.
La pampeana vivió durante más de un año en Estados Unidos, donde estudió kinesiología y continuó con su carrera deportiva. Sin embargo en el invierno pasado regresó a General Pico (donde no interrumpió los entrenamientos) y no retornó a Norteamérica.
«Me volví de Estados Unidos porque no me llevaba muy bien con el entrenamiento que tenían allá. Entrenábamos muchas cosas que para mí no van de la mano con el tenis, y por eso decidí volverme. En la parte académica y social estaba re bien. Fue como si hubiera hecho un intercambio de un año y medio, en el que conocí a gente de distintas culturas. Hubo un montón de cosas positivas, pero yo había ido a jugar al tenis y no estaba pudiendo hacerlo. Entonces decidí volverme y encararlo por mi cuenta. Ahora estoy pasando la cuarentena en Buenos Aires, porque me agarró acá. Estaba por empezar la Facultad y había venido a jugar un torneo, pero lo suspendieron», le contó la pampeana a LA CHUECA.

Entrenamiento.
La piquense reparte las horas del día en su departamento porteño, entre el estudio virtual de su nueva carrera universitaria (Recursos Humanos) y el entrenamiento físico y técnico.
«Le puse un poco de peso a la raqueta y hago los golpes en el aire y me miro al espejo para corregirme. De la parte física, como la hago en el departamento mucho no puedo correr, pero hago algunas cosas en el lugar. Estamos todos iguales, nadie tiene mucho espacio físico dentro de la casa», contó.
Cueto había proyectado su año de estudios y su temporada tenística, pero la cuarentena sanitaria la obligó a rediseñar sus planes.
«En este semestre iba a hacer tres materias presenciales en la Facultad y dos online, para poder entrenar un poco más y poder jugar torneos profesionales, porque para llegar al profesionalismo tenés que pasar tres tipos de ranking. Me tengo que asegurar un buen ranking nacional para empezar a jugar afuera. Va a ser un proceso largo, pero con paciencia, hay que ir objetivo tras objetivo. Hay que ver cómo se desarrolla todo después de esto. Todo el tiempo tengo ganas jugar al tenis. Pero seguro que después que pase esto, al momento de pisar una cancha se va a disfrutar mucho más», agregó.