Un árbitro fue agredido en divisiones inferiores

INCIDENTES EN LA CANCHA DE MACACHIN

El árbitro José Moreno fue agredido ayer al término del encuentro de cuarta división que disputaron Atlético Macachín y La Barranca, en la Bombonerita Roja, por el torneo de la Liga Cultural de fútbol. El partido fue favorable para los santarroseños por 1-0.
Los incidentes se generaron luego que el árbitro marcara el final del primer juego de la jornada, que no se pudo completar. Luego del pitazo de Moreno, el entrenador del equipo local Diego Ullúa, que había sido expulsado en el primer tiempo, y el padre de un futbolista ingresaron por el túnel al campo de juego y llegaron hasta donde estaba el colegiado. De acuerdo a lo que pudo saber LA CHUECA, Moreno fue manoteado y tirado al piso, donde recibió algunos golpes, hasta que los agresores fueron contenidos por los asistentes del árbitro.
Tras la agresión, y luego de varios minutos, la terna arbitral se pudo retirar del campo de juego, hacia la zona de vestuarios. Allí se tomó la decisión de suspender los encuentros de quinta y sexta, que debían jugarse posteriormente, y fueron hasta la comisaría local para realizar la correspondiente denuncia.
De esta manera, el fútbol formativo de la Liga Cultural vuelve a sumar otra “mancha” en la misma temporada. Cabe recordar que, en abril, el padre de un futbolista de la sexta división de General Belgrano agredió al árbitro Marcos Muñiz, luego de un clásico ante All Boys.
Y por esos mismos días, durante una jornada de fútbol infantil en el polideportivo de Toay, el padre de un jugador de Guardia del Monte agredió a un árbitro al término de un partido.
Los encuentros de divisiones inferiores de la Liga Cultural se disputan sin ningún tipo de adicional policial, por lo que los árbitros no tienen protección alguna, como si ocurre en los encuentros de primera división.