Inicio Deportes Un club con sacrificio y pertenencia

Un club con sacrificio y pertenencia

GUARDIA DEL MONTE DE TOAY CUMPLIO 60 AÑOS

Fundada el 1º de enero de 1961, la institución toayense arribó ayer a su aniversario número 60. La Comisión Directiva destacó la identidad, valores y fortaleza de quienes integran la familia del club y pidió continuar por la misma senda.

El Club Guardia del Monte de Toay arribó ayer a sus primeros 60 años de vida, en un contexto difícil por la pandemia de coronavirus que impidió que este año se desarrollara la actividad de forma normal, pero con el compromiso de continuar por el mismo camino que en todos estos años han forjado una identidad única.

En una nota publicada en sus redes sociales, la Comisión Directiva del club destacó los valores pregonados por la institución, entre los que destacó el sacrificio y la pertenencia de todos los que pasaron por el club en algún momento de sus vidas.

«El fútbol es uno sólo, pero cada barrio, pueblo, ciudad, provincia o país tiene una idiosincrasia distinta, tiene una identidad, algo con que identificarse, ese algo que nos hace saber quienes son ‘los nuestros’ nos une y esa unión nos da el sentido de pertenencia, el sentido de defender ideas y convicciones, el sentimiento que nos hace decir te quiero…», dice el mensaje de la CD.

«El fútbol es uno sólo pero todos queremos distinto. Y sí, Guardia del Monte no es la excepción, Guardia del Monte tiene identidad, idiosincrasia y no es menos ni más que la misma que identifica a esos hombres, mujeres y niños que visten o vistieron su camiseta. El que sabe que el amor por Guardia comenzó un día y sabe que no se termina, los que se bancan el mal clima, el cansancio y la espera al próximo sábado o domingo. El que teniendo los suyos en el corazón los deja para ir a jugar o alentar. Para jugar en Guardia hay que ser sacrificado y valiente, luchador hasta la médula y solidario (jugar gratis no es fácil), por eso tienen un alto rasgo de pertenencia. Guardia tiene fútbol y el fútbol de Guardia tiene que tener Sacrificio, Valentía, Lucha, Creatividad y sobre todo Solidaridad», señalaron.

Y cerraron así: «Guardia debe ir e ir siempre. Por muchos años más tenemos la obligación de estar y pertenecer. Felices 60 años de historia Guardia querido».

La historia.
Quien hizo un resumen de los inicios y parte de la historia de Guardia del Monte fue el historiador toayense Pedro Vigne, ex futbolista y dirigente del club, destacando los momentos de mayores «alegrías y tristezas» de la institución.

«Un día como hoy hace 60 años se fundaba el Club Atlético Guardia del Monte de Toay», publicó Vigne en su muro de Facebook. Y detalló: «Las reuniones para conformar un Club con la idea de hacer fútbol comenzaron en diciembre de 1960 y culminaron el 1° de enero de 1961, cuando quedó fundado oficialmente. Uno de los fundadores -admirador de Juan Manuel de Rosas- propuso llamarlo Guardia del Monte, nombre de la estancia que el restaurador tenía en San Miguel del Monte, en la Provincia de Buenos Aires. Su primer presidente fue el recordado vecino Jorge Ludueña».

«Las reuniones se efectuaban en el salón de la Sociedad Española de Toay y en 1966 tuvo ya su campo de juego propio para los torneos de la Liga Cultural de Fútbol. Cuando la Sociedad Española decide disolverse, la sede social (ubicada en Boulevard Brown y Avda. 9 de julio) pasó a manos de Guardia del Monte y como agradecimiento el Club lleva los colores rojo y amarillo de la bandera española», amplió Vigne.

«La institución pasó por varios momentos de alegría y tristeza, como cuando casi desaparece definitivamente en 1992, debido a un proyecto de expropiación presentado en el Concejo Deliberante, luego que el club estuviera seis años acéfalo. El proyecto no prosperó gracias a un grupo de simpatizantes que se movilizaron para evitarlo y lo pusieron nuevamente en movimiento», explicó.

«De todas las actividades deportivas y sociales que realizó (fútbol, bochas, motociclismo, atletismo, karate, bailes populares, etc.), el fútbol fue quizás, el de mayor trascendencia y satisfacciones. Ya en la década de 1960 incursionó en los torneos zonales, destacándose la campaña de 1985 donde clasificó para la liguilla y el del 2000 donde se consagró campeón por primera vez en su historia. Entre medio estuvo un memorable clásico que los guardianes le ganaron 3 a 1 a Sportivo en 1994, luego de 28 años que no se jugaba», destacó.

«Durante estas décadas, el club ha calado hondo en los sentimientos del pueblo, por sus comisiones y equipos han pasados muchos vecinos toayenses (en mi caso fui jugador, secretario y presidente del club), desarrollando múltiples actividades en beneficio de la comunidad y forjando una rica historia que lo han mantenido vivo», cerró Vigne.